Diferencias entre magdalenas, muffins y cupcakes

¿Qué tienen en común las dos imágenes superiores? pues que ambos productos (los moldes de papel rizado y de silicona) se utilizan para cocer magdalenas, muffins y cupcakes. Pero, ¿cuál es realmente la diferencia entre estos tres productos de repostería? En este post explico (o al menos lo intento) la diferencia entre los tres.

Los tres productos pueden parecer lo mismo ya que tienen una apariencia muy similar, tanto de forma como en tamaño. De hecho, los tres se cuecen en el mismo tipo de envoltorio (ya sea de papel o de silicona), todos están compuestos más o menos por los mismos ingredientes (huevos, harina, levadura, grasa -aceite o mantequilla- y azúcar) y a todos se les puede añadir varias cosas (desde frutos secos hasta fruta, pasando por vegetales y chocolate). Además, los tres pueden llevar alguna decoración encima, ya sea sólo un poco de azúcar o un frosting elaborado con crema, mantequilla o merengue. Sin embargo, los 3 productos son diferentes, debido a sus proporciones y a como se elaboran.

Las magdalenas son originariamente de Francia, aunque las que actualmente se venden y fabrican en España distan de las típicas Madeleines francesas. La principal característica de éstas es su esponjosidad, ya que gracias a que se bate muy bien la masa y a que se añade levadura, se obtiene un producto delicado y ligero. La grasa que se suele utilizar en las magdalenas es el aceite, y normalmente también se incorpora leche. A diferencia de los otros dos productos, a las magdalenas no se les suele incluir muchos productos, como mucho algún aromatizante como vainilla o algún cítrico (limón o naranja) o algunos trocitos de chocolate. Su sabor se puede asimilar al de un bizcocho algo más dulce y ligero.

Los muffins son un producto originario de Inglaterra, y provienen del pan, ya que son considerados un tipo de pan rápido y fácil de hacer. Son un producto mucho más consistente que las magdalenas, entre otras cosas porque se intenta mezclar y batir la masa lo menos posible, para obtener una miga más compacta. El hecho de incorporar trozos de fruta en el interior, ya aporta agua a la masa y la hace más ligera a la hora de comer. Así pues, los muffins son productos más bajitos y con menos copa en la parte superior (son más planos). Se suelen hacer de sabores, por lo que pueden ser tanto dulces como salados, lo que pasa que los dulces lo son menos que las magdalenas. Es normal encontrar muffins dulces de fruta o con frutos secos, o algunos salados con todo tipo de verduras, como calabaza, zanahoria, calabacín,…

Finalmente, los cupcakes son, sencillamente, pequeños pasteles (su traducción literal es pastel de taza), de porción individual. Su base suele ser la de un bizcocho, aromatizado con cualquier sabor o con trozos por dentro. Una vez están cocidos, se suelen rellenar y decorar, tal y como se hace con los pasteles de tamaño normal. Su elaboración suele ser más compleja, ya que normalmente hay varias capas en cada uno de los pasteles, pero el resultado es bastante más vistoso que el de las magdalenas o los muffins. Los cupcakes se utilizan habitualmente como postre en celebraciones y encuentros, mientras que las magdalenas y los muffins suelen comerse para desayunar o merendar.

Así pues, las diferencias básicas son:

  • Las magdalenas se hacen con aceite, los muffins y los cupcakes con mantequilla.
  • Las magdalenas son esponjosas, los muffins y los cupcakes son más compactos y con la superficie más plana.
  • Los muffins pueden ser tanto dulces como salados, las magdalenas y los cupcakes sólo son dulces.
  • Se suelen adornar los cupcakes, en cambio las magdalenas y los muffins no.

 

Bueno pues, después de las explicaciones y de ver estas fotografías ¡me ha entrado hambre! xD Espero que todo el mundo se anime a hacer alguno de los 3 productos (o los 3), ¡ya que todos están buenísimos!

 

2 thoughts on “Diferencias entre magdalenas, muffins y cupcakes”

Leave a Reply