Galletas de Naranja

Hoy os presento unas galletas de naranja muy buenas. Tienen la apariencia y la textura de las típicas galletas de mantequilla, pero con un sabor a naranja muy delicado. Esta vez he decidido poner también unos trocitos de chocolate negro, pero sin ella las galletas ya son deliciosas.

La receta es muy sencilla, lo único que como hay que dejar reposar la masa en la nevera un mínimo de 2 horas, se tienen que realizar con antelación. La receta la he sacado del libro nombre y editorial, aunque la he cambiado un poco, añadiendo y sacando ingredientes, hasta tenerla a mi manera 😉

 

Ingredientes:

  • 2 yemas de huevo
  • 150g de mantequilla
  • 100g de azúcar
  • 250g de harina
  • Ralladura de una naranja
  • Zumo de media naranja grande
  • Azúcar para decorar

 

Preparación:

  1. Se mezclan las yemas de huevo con el azúcar. Se añade la mantequilla deshecha, procurando que ésta no esté demasiado caliente.
  2. Se incorporan la ralladura y el zumo de naranja.
  3. Finalmente, se incorpora la harina a la mezcla, previamente tamizada.
  4. Se procurará que no queden grumos de harina a la mezcla. Si se quiere poner trocitos de chocolate a la mezcla ahora es el momento. Se obtiene así una masa suave y cremosa.
  5. Como la masa es muy líquida, se debe dejar reposar en la nevera antes de cocer las galletas. Para ello, se vuelca la mezcla en un trozo de papel film y se hace un cilindro de unos 5cm de diámetro. Se deja reposar la masa un mínimo de 2 horas en la nevera, si se quiere se puede dejar de un día para otro.
  6. Una vez se saca la masa de la nevera, se desenrolla y se reboza con un poco de azúcar (cuanto más grueso sean los granos de éste, más vistosas quedaran las galletas). Es importante manipular la masa lo más rápido posible, puesto que con el calor de las manos se va reblandeciendo y se pierde la forma de las galletas.
  7. Con un cuchillo afilado, se cortan galletas del espesor deseado (no muy finas), se colocan en una bandeja de horno junto con papel barba, y se cuecen a 200 º C, durante unos 12-15 minutos.
  8. Una vez cocidas sólo hay que dejarlas enfriar sobre una rejilla y ya están listas para ser comidas.

 

Ya veis que sin mucha complicación se obtienen unas galletas muy finas y suaves (el hecho de que lleven el zumo de naranja hace que la masa sea más ligera) y con un sabor delicioso a naranja (¡y chocolate!).

Finalmente, quiero dedicar esta receta Albert, porque aunque la naranja no sea su ingrediente favorito, estará encantado de comer estas buenísimas galletas recién hechas para desayunar junto con un delicioso te 😉

 

One thought on “Galletas de Naranja”

  1. Estaban muy buenas, y esta vez han quedado un poco más blandas que otras veces. Creo que al final me gustarán las galletas con naranja 😉
    Qué gran desayuno en el patio, un par de vasos de te mas galletas hechas en casa.

Leave a Reply