Rosquillas de anís

Con esta receta inauguro una nueva sección del blog, en la que pretendo ir colgando recetas que se hacen gracias a las masas. ¡Desde un donut hasta un cruasán! Hoy, para que empecéis a hacer hambre, os traigo unas fantásticas rosquillas de anís.

Las Rosquillas de anís son fáciles de hacer, lo que es casi imprescindible tener la ayuda de alguien a la hora de freírlas, ya que sino una persona sola no da abasto. En este caso, como yo el anís que tengo es de naranja, sólo he incorporado la ralladura de la piel de un limón. La receta no se dé donde la he sacado, puesto que hace ya varios años que la hago, y creo que la encontré un día buscando por internet, mirando en varios foros.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 50g de azúcar
  • 30g de mantequilla
  • 200g de harina para la masa y unos otros 100g para trabajarla
  • Ralladura de la piel de un limón
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • 1 sobre de levadura (unos 15g)
  • 1 copita de anís
  • Azúcar glas para adornar las rosquillas
  • Aceite para freír las rosquillas

Preparación:

  1. Mezclar los huevos con el azúcar y la mantequilla a punto de pomada. Añadir la copa de anís y mezclar.
  2. Por separado, mezclar la harina tamizada junto con la levadura, la piel del limón y la de la naranja.
  3. Ir agregando, poco a poco, la mezcla de harina a la de los huevos.
  4. Hacer una bola con la masa y trabajarla en una superficie plana, limpia y enharinada. Ir añadiendo la cantidad necesaria de harina a la masa hasta que ésta no se pegue en las manos ni en la superficie, debe quedar como un chicle.
  5. Para hacer las rosquillas hay dos maneras, la primera consta en hacer pequeños cilindros con las manos, y unirlos por los extremos; sino, se puede hacer pequeñas bolas de masa y después agujerearlas con un dedo o cubierto.
  6. Se van colocando las rosquillas hechas (sin freír) sobre una hoja de papel vegetal o de silicona. Es importante preparar primero todas las rosquillas antes de empezar a freírlas.
  7. Calentar una sartén ancha con bastante aceite, ir friendo las rosquillas por los dos lados, procurando que no se hagan demasiado ya que si no se quedarán secas.
  8. Al sacar las rosquillas de la sartén, dejar escurrir unos minutos sobre papel absorbente, y pasarlas por azúcar glas.

Espero que todos os animéis a preparar esta receta, es una masa sencilla y que no lleva muchas complicaciones. El tamaño y el grosor de las rosquillas van en función del gusto personal del cocinero, yo según el día las hago más regordetes o más finas, como las de hoy. ¡Que aprovechen!

One thought on “Rosquillas de anís”

  1. Què bones! Lo que pasa que sempre que intento fer rosquilles no em queden bé pel problema de girar-les que hi ha poc oli, sempre és millor si es té una fregidora; però en fi, veig que tens un bon pinche tu! 😉

Leave a Reply