Pastel de oreo


Hoy os traigo una receta que ya esta en muchos blogs de cocina, el pastel de oreo. Yo tenia ganas de hacerlo ya que en casa nos gustan muchas las oreo, y la combinación de chocolate, galleta y queso me encanta, pero como ninguna de las recetas que he encontrado me convencía, al final decidí hacer la mía propia.

Con ésta receta sale un pastel grande, de aquí pueden salir unas 12 porciones generosas, o si somos muchos, hasta 20 raciones mas pequeñas. Éste pastel se puede hacer por adelantado, ya que reposado esta mejor (de hecho, en esta ocasión, yo lo he hecho un día antes de servirlo). Además, es ideal para los días de calor, puesto que se come fresquito (se debe guardar en el congelador o en la nevera).

Aquí pues os dejo la receta, es muy fácil de hacer y sale deliciosa 😉

Ingredientes:

  • 350g de filadelphia
  • 54 galletas oreo
  • 120g de azúcar glas
  • 500mL de nata para montar
  • 100mL de leche
  • 8 galletas tipo maria
  • 2 placas de gelatina
  • 40g de mantequilla (aprox)
  • Un poco de vainilla

Preparación:

Base de oreo:

  1. Se cogen 30 galletas oreo y se separa la crema de las mismas, reservándola para el relleno del pastel.
  2. Se trituran las tapas de las 30 galletas oreo (60 piezas) junto con las galletas maria.
  3. Se mezclan las galletas trituradas junto con unos 50g de filadelphia y la mantequilla derretida. Se mezcla bien le conjunto hasta obtener una consistencia pastosa, pero tampoco muy unida, ya que sino la base del pastel quedaría muy dura.
  4. Se pone la mezcla en un molde redondo, o como en mi caso, en un plato, haciendo la forma circular del pastel con un aro grande. Se presiona para que se compacte bien la mezcla, y se deja reposar un par de horas en el congelador.

Relleno:

  1. Se cogen 12 galletas oreo más, y se vuelve a separar su crema, se junta con la de las otras 30 galletas oreo.
  2. Se ponen las 2 placas de gelatina en remojo con agua fría.
  3. Se bate la nata para montar, y a medida que va cogiendo cuerpo se añade el azúcar glas, la vainilla, los 300g de filadelphia restantes y la crema de las 42 galletas oreo.
  4. Se calienta un poco la leche y se añaden las placas de gelatina re-hidratadas (previamente escurridas). Se disuelve bien la gelatina en la leche.
  5. Poco a poco, se añade la leche con la gelatina a la mezcla anterior, sin dejar de batir.
  6. Seguidamente, se cogen las tapas de las 12 oreos (24 piezas) y se rompen en trocitos no muy pequeños. Se añaden a la mezcla anterior procurando no romperlos más.
  7. Finalmente, se vierte la mezcla encima de la base de galletas que teníamos ya preparada. Se nivela un poco la superficie y se deja reposar el pastel en el congelador un par de horas más.

Tapa superior:

  1. Para acabar el pastel, se saca del congelador y con cuidado de saca el molde o aro que nos ha servido para dar forma. Si hace falta se vuelve a nivelar la superficie del pastel.
  2. Se trituran las 12 galletas oreo restantes y se esparcen por encima del relleno.
  3. Se guarda el pastel en el congelador, y se saca una hora antes de comer, o se deja en la nevera hasta la hora de servirlo.

Os dejo una foto donde se ve el lateral, la verdad es que queda muy bonito por la combinación de colores y texturas. Mi recomendación es que lo comáis frío, ya que es como mejor está.


7 thoughts on “Pastel de oreo”

  1. Laura!! Acabo de descobrir aquest blog!!! Ara que estic vivint a Mexic sola crec que el visitaré freqüentment!!!! Moltes gràcies!!!!!!

    1. Hola Anna!!
      Estas vivint sola a Mexic? i que hi fas??
      Espero que t’agradin les receptes, si tens alguna idea o suggerencia no dubtis en avisar-me 😉
      Molts petons!!

  2. Buenísimo!!!!! Seguro que ha valido uno de los primeros premios del concurso de pasteles de Granera 😉
    Hay que repetirlo muchas más veces, que fresquito y con el sabor a Oreo entra de lujo.

Leave a Reply