Bizcocho de yogur de mi abuela Teresa

Se trata del clásico bizcocho de yogur, en el que las medidas de los demás ingredientes de toman a partir del propio envase del yogur. Estoy segura de que cada uno tiene su propia versión de este bizcocho, pero yo os dejo con la de mi abuela, el que ella llama su “coca” y que nos encanta a todos.

Ya veréis que la receta de este bizcocho es muy fácil, de hecho es más difícil de explicar que de hacer. Los ingredientes que lleva son muy básicos, de los que siempre se tienen en la cocina. Si no tenéis yogur de limón, lo podéis sustituir por uno de natural o del sabor que más os guste; y si no tenéis piñones, podéis poner otros frutos secos troceados, azúcar o sencillamente nada, ¡esta muy bueno con cualquier combinación!

Este es de estos bizcochos que con el tiempo están más buenos, os aconsejo hacerlo unas horas antes de comerlo; por ejemplo, hacedlo por la noche si es para un desayuno, o por la mañana si lo queréis tomar en una merienda. Para acompañar este exquisito bizcocho, podéis untarlo con una buena mermelada o crema de chocolate casera. Os dejo el enlace por si os apetece hacer la crema de chocolate y avellanas en casa, es la pareja perfecta para éste delicioso bizcocho 😉

 Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 1 yogur de limón
  • 2 medidas de azúcar
  • 1 medida de aceite de girasol
  • 3 medidas de harina
  • 1 sobre o una cucharada sopera llena de levadura
  • Unos cuantos piñones para espolvorear

Recordad que cuando pone el número de medidas, se refiere al vaso del yogur utilizado lleno de ese ingrediente.

 Preparación:

  1. Se empieza por separar las claras de las yemas. Se baten las yemas con unas varillas y se reservan un par de cucharadas de las mismas, después se usaran para pintar el bizcocho.
  2. Se añade el yogur a las yemas batidas, se mezcla también en ellas el azúcar y el aceite. Se bate bien.
  3. Se mezcla la harina con la levadura, y se incorpora al bizcocho, procurando que no queden grumos.
  4. Se baten las claras hasta punto de nieve, es importante que estén muy firmes, comprobad que ya están bien montadas poniendo el bol boca abajo, si las claras aguantan sin caerse, están montadas hasta punto de nieve.
  5. Se añaden las claras a la mezcla, con la ayuda de una espátula, procurando no perder mucho del aire que hemos incorporado.
  6. Se vierte la masa del bizcocho en un molde. A mi me gusta poner una hoja de papel sulfurizado o de horno, cubriendo toda la superficie inferior, y dejando unas pequeñas asas por los lados, así es más fácil de desmoldar el bizcocho una vez cocido.
  7. Se deja reposar el bizcocho en el molde durante 10 minutos, y después se introduce en el horno previamente calentado a 180ºC.
  8. Se cuece el bizcocho entre 20 y 30 minutos, en función del tamaño del molde y de vuestro horno. Lo debéis sacar cuando aún le queden unos pocos minutos.
  9. Entonces, se baten las yemas reservadas junto con una cucharadita de agua. Se pinta la superficie del bizcocho con esta mezcla, y se espolvorea con los piñones.
  10. Se introduce el bizcocho de nuevo en el horno, esta vez en la función gratinador, a máxima temperatura. Se deja entre 3 y 5 minutos, hasta que veamos que adquiere un color dorado más oscuro y los piñones empiezan a tostarse (ligeramente).
  11. Se saca el bizcocho del horno, se deja reposar 10 minutos dentro del molde, y después encima de una rejilla hasta que esté a temperatura ambiente.

Pues aquí os dejo esta maravillosa receta, espero que todos disfrutéis de éste delicioso y sencillo bizcocho de yogur, muy fácil de hacer y muy rico 😉

One thought on “Bizcocho de yogur de mi abuela Teresa”

  1. Muy bueno y junto con la nocilla casera aun más. Para cualquier ocasión, ya sea para desayunar, merendar o simplemente cuando te apetezca 😉

Leave a Reply