Crema de chocolate y avellanas

Ya hacía tiempo que quería poneros esta receta, puesto que me encanta. Se trata de una deliciosa crema de chocolate y avellanas que no tiene nada que envidiar a la nocilla o a la nutella. De hecho, me atrevo a decir que es aún más buena, y además está el añadido de saber que la has hecho tu en casa y que lleva ingredientes mucho más sanos.

La verdad es que no tiene ni una sola complicación, los únicos puntos importantes son tener unos buenos ingredientes (es decir, un buen chocolate y unas buenas avellanas) y conseguir moler muy bien las avellanas, puesto que para conseguir todo su sabor y textura en la crema, necesitamos que suelten su aceite.

 La verdad es que con esta simple receta se puede hacer la crema con cualquier proporción de chocolate, según os guste más el blanco, con leche, negro o incluso amargo. Para éste último, añadid un par de cucharaditas de cacao a la mezcla de chocolate negro.

 Ingredientes:

  • 100g de avellanas
  • 100g de chocolate de cobertura
  • 20-30g de azúcar glass
  • 1-2 cucharaditas de aceite de girasol o de oliva muy suave

 Preparación:

  1. Si las avellanas no están tostadas, se tiene que empezar por tostarlas un poco, ya sea al horno o en una sartén, durante unos 10 minutos, removiendo para que se tuesten uniformemente.
  2. Una vez tenemos ya las avellanas tostadas, tenemos que conseguir hacer casi un puré con ellas, para que suelten todo su aceite. Yo lo he hecho sin la termomix, poniendo primero las avellanas peladas (no pasa nada si queda un poco de piel en alguna) dentro de un robot de cocina, para conseguir picarlas (en su defecto, con paciencia, hacerlo con un cuchillo de hoja ancha).
  3. Con las avellanas ya picadas, las ponemos en poca cantidad a la vez dentro de un molinillo de café, y se pone en marcha hasta que vemos que se va formando una bola de pasta de avellanas. Tenemos que conseguir que las avellanas suelten todo su aceite, así le dará sabor a nuestra crema de chocolate. Como paso opcional, y por si queréis una textura muy muy suave, podéis pasar la pasta de avellanas final por un chino, aunque yo no lo hago porque ya me gusta como queda la crema.
  4. Por otro lado, se trocea el chocolate correspondiente (todo blanco para la crema blanca, todo negro para la crema más fuerte de sabor, o 50% de chocolate negro y 50% de chocolate con leche para obtener una crema de chocolate con leche) y se derrite en el microondas. Para que éste no se queme, se pone en intervalos de 20-30 segundos y se va removiendo.
  5. Una vez derretido el chocolate, se añaden el azúcar glass y el aceite, se mezcla. La cantidad de azúcar va en función del amargor del chocolate y de vuestras preferencias, yo pongo menos azúcar para la crema de chocolate blanco, puesto que éste ya es muy dulce. En cambio, cuanto más chocolate negro pongo en la crema, más azúcar utilizo para contrarrestar su amargor.
  6. Finalmente, se vierte la pasta de avellanas encima del chocolate y se remueve bien. Así es como queda la crema de chocolate blanco:
    Y así es como queda la crema de chocolate con leche, 50% de cada chocolate de cobertura:
  7. Ya solo falta verter la deliciosa crema de chocolate y avellanas en un bote con tapa, se conserva bien en la nevera, aunque se os quedará duro, así que para utilizarlo tendréis que sacarlo unos 15-20 minutos antes para que se atempere.

Tal y como veis, yo cuando me pongo aprovecho y hago dos cremas, la blanca y la con leche, puesto que son las que más nos gustan en casa. Espero que las provéis de hacer y las disfrutéis tanto como yo, ¡son una delicia!

7 thoughts on “Crema de chocolate y avellanas”

  1. Anda… he quedado maravillada…
    Una buena razón para cocinar dulces en casa es que tu sabes lo que echas, porque si te pones a leer las etiquetas…no te quedan ganas de comerlo :S
    Felicidades por el blog Laura!!!

Leave a Reply