Panellets

Hoy os traigo una receta que todos los que vivimos en Cataluña hemos hecho alguna vez, aunque sólo fuera en el colegio, ¡los panellets! Éstos dulces se comen para celebrar la Castañada, junto con castañas y moniatos cocidos, en la fiesta de todos los santos, también conocida fuera de nuestras fronteras como Halloween o día de los muertos.

Hay muchas variantes de la receta, unos usan más patata, para alargar la almendra o para hacerlos más suaves, otros en vez de patata utilizan moniato, otros les ponen un poco de anís, otros no les ponen huevo,… Yo os dejo con la receta que utilizo desde hace varios años, es una receta con la que salen unos panellets muy consistentes y con un agradable sabor a almendra.

También os dejo con algunas propuestas de sabores, las más comunes, pero se pueden hacer de casi cualquier sabor ya que la masa es muy agradecida y quedan bien con todo. Los originales eran los panellets de piñones, y junto a ellos se hacían los de almendra, coco o café. Sobre las formas, hay algunos que tienen una forma característica, pero dependerá de la maña y las ganas de cada uno. Si no es queréis romper mucho la cabeza los podéis hacer todos iguales, el sabor estará igual de bueno 😉

Para acompañarlos, como ya he dicho, quedan perfectos con unos moniatos asados en el horno y unas castañas hechas a fuego vivo. Para beber un vino dulce, tipo moscatel, les dará un toque delicioso.

Con esta receta os saldrá una masa de más de un kilo y medio, que al hacer los panellets e incorporar los demás ingredientes, acabareis con más de 2 kilos de panellets, lo que se traduce en unas 100 piezas de distintos sabores. Esta receta es perfecta para hacer con ayuda, ya sea de adultos o de niños, ya que hay bastante trabajo con las manos.

Tiempo:

  • Para preparar la masa: 30 minutos
  • Reposo: 12-14 horas
  • Hacer los panellets: unas 3 horas

Ingredientes

Para la masa:

  • 750g de almendras molidas
  • 600g de azúcar
  • 150-200g de patata amarilla, las de freír
  • 1 huevo pequeño
  • La ralladura de la piel de un limón

Para los distintos tipos:

  • Piñones
  • Almendras en trocitos
  • Avellanas enteras
  • Naranja y limón confitados junto con la piel de una naranja y un limón
  • Coco rallado
  • Vainilla y fideos de chocolate
  • Cacao en polvo
  • Café soluble
  • Puré de castañas
  • Membrillo
  • Azúcar glass y un par o tres de huevos

Preparación

Para la masa:

  1. Se cuecen las patatas, enteras y con piel, en agua hirviendo sin sal. Cuando están bien blandas se dejan enfriar.
  2. Se pelan las patatas y se chafan con la ayuda de un tenedor.
  3. En un bol bastante grande u olla, se mezclan las almendras molidas junto con el azúcar.
  4. Se añade la ralladura de la piel de un limón y unos 150g de patata hervida, se mezcla todo con la ayuda de una espátula.
  5. Se añade el huevo a la mezcla y se amasa, con las manos. Al principio puede parecer que le falta líquido a la masa, pero poco a poco al ir amasando se va incorporando toda la almendra. Si vemos que le falta sólo un poquito de líquido para unir, podemos añadir un poco más de patata, nos ayudará a ligar la masa. Al final debemos obtener una masa firme, que no se pega en las manos y rasposa a causa de la almendra.
  6. Se envuelve la masa en dos trozos grandes de papel film y se deja reposar en la nevera, entre 12 y 24 horas. Yo suelo dejarlo una noche.

Para los panellets:

  1. Es importante tener todos los ingredientes y utensilios listos, puesto que si vamos a hacer panellets de varios sabores, vamos a utilizar bastantes cosas. Para empezar, pondremos papel vegetal sobre las bandejas de horno de las que dispongamos. Lo mejor es tener 2 o 3 a nuestro alcance, así iremos avanzando trabajo mientras se cuecen.
  2. Por otro lado preparamos los huevos. Cascamos un huevo y separamos la yema de la clara. Se bate un poco la clara para romperla y se añade aproximadamente una cucharada de la misma a la yema. Se bate un poco la yema. Preparamos también, si los tenemos, dos pinceles para pintar los panellets. Yo pongo este poquito de clara en la yema porque no me gusta que queden pegotes de yema en los panellets, y este es un método para aclarar y alargar un poco la yema, pero esto va a gustos.
  3. Cuando se nos acabe el huevo, se hace lo mismo con otro. Si vemos que, a causa de ir pincelando, en la clara o en la yema se nos han quedado trozos de almendras, coco, etc. se puede colar el huevo en otro bol y así tenerlo limpio para los siguientes panellets.
  4. Cuando tengamos un par de bandejas de horno llenas de panellets, yo pongo entre 20 y 24 por bandeja, se cuecen a 180ºC durante unos 10-12 minutos. Es importante no dejarlos demasiado, puesto que sino al enfriarse se secan mucho. No hace falta esperar a ver el color dorado en los panelelts, ya que el color viene dado por la yema que le ponemos y no por si los panellets están hechos o no.

Panellets de piñones:

  1. Con las manos, se hacen bolas de masa, de entre 1.5 y 2cm de diámetro.
  2. Se pincelan un poco las bolas con clara batida y se le enganchan piñones por el exterior, a poder ser, cubriendo toda la masa.
  3. Se pincelan los panellets ya con los piñones, con la yema, y se colocan en una de las bandejas que hemos preparado. No hace falta dejar mucho espacio entre ellos.

Panellets de almendra:

  1. Con las manos, se hacen bolas de masa, de entre 1.5 y 2cm de diámetro.
  2. Se pincelan un poco las bolas con clara batida y se le enganchan las almendras troceadas por el exterior, a poder ser, cubriendo toda la masa.
  3. Se pincelan los panellets ya con las almendras, con la yema, y se colocan en una de las bandejas que hemos preparado. No hace falta dejar mucho espacio entre ellos.

Panellets de avellanas:

  1. Primero de preparan las avellanas. Si las compramos crudas, debemos tostarlas, ya sea en el horno o en una sartén sin aceite, durante unos 10 minutos y removiendo para que se tuesten uniformemente. Una vez frías, de pelan.
  2. Se cogen unas cuantas avellanas, un puñado de unas 30 aproximadamente, y se pican en una picadora o en un molinillo de café. Las demás las usaremos enteras.
  3. Para hacer los panellets se coge una porción de la masa y se mezcla con las avellanas picadas. Se amasa unos segundos con las manos hasta que el color de la masa sea uniforme.
  4. Se hacen bolas de masa, de entre 1.5 y 2cm de diámetro.
  5. Se ponen las bolas de masa en la bandeja de horno, se coge una avellana entera y se coloca en el centro de la masa, chafándola un poco.

Panellets de coco:

  1. Se mezcla una porción de la masa con coco rallado, según el gusto. No tengáis miedo, si el coco os gusta mucho, añadir bastante.
  2. Se hacen montoncitos de masa, en forma de montaña, con los dedos.
  3. Se pincelan los montoncitos con un poco de clara y se rebozan con más coco. Se colocan en una bandeja de horno.

Panellets de vainilla:

  1. Aunque por el sabor no los reconozcáis, estos son los clásicos en forma de seta.
  2. Para ello se mezcla un poco de vainilla en polvo, o las semillas de una vaina, junto con una porción de masa.
  3. Se cogen trozos de la masa y se les da forma de seta.
  4. Se pintan los panellets con yema y se les engancha unos fideos de chocolate en el “tallo” de la seta. Se colocan en la bandeja de horno.

Panellets de naranja o limón:

  1. Se trocean bastante un par o tres de rodajas de naranja o limón confitado.
  2. Se mezcla una porción de la masa con la fruta confitada, encima se ralla la piel de la misma fruta y se amasa bien con las manos.
  3. Se hacen bolas de la masa, de entre 1.5 y 2cm de diámetro, se colocan en la bandeja de horno, se chafan un poco, y con la ayuda de un cuchillo se les hacen cortes, para que se parezcan a las rodajas de fruta.

Panellets de chocolate:

  1. Se mezcla un trozo de la masa con cacao en polvo, previamente tamizado. La cantidad va en función del número de panellets de chocolate que queramos hacer y de la intensidad del sabor que le queramos dar.
  2. Cuando la masa tenga un color uniforme, hacemos pequeños cilindros con ella y la rebozamos en azúcar glass.
  3. Colocamos los cilindros encima de la bandeja de horno y le hacemos un corte longitudinal con un chuchillo, intentando que se parezcan a granos de cacao.

Panellets de café:

  1. Se mezcla un trozo de la masa con café soluble, al gusto.
  2. Cuando la masa tenga un color uniforme, hacemos pequeños cilindros con ella y la rebozamos en azúcar glass.
  3. Colocamos los cilindros encima de la bandeja de horno y le hacemos un corte longitudinal con un chuchillo, intentando que se parezcan a granos de café.

Panellets de castañas:

  1. Si el puré de castañas es muy líquido, lo mejor es ponerlo en un cazo a fuego medio y dejar que hierva un rato, para evaporar agua.  Es importante no añadir demasiado líquido a la masa, ya que sino su consistencia cambia y al cocer los panellets en el horno, se chafan.
  2. Se mezcla una porción de la masa con el puré de castañas, intentamos que la mezcla quede uniforme.
  3. Con mañana, se intentan hacer bolas con forma de castaña con la masa.
  4. Si se quiere, se sumerge parte de las “castañas” en chocolate de cobertura fundido (y frío). Se colocan en una de las bandejas del horno.

Panellets de membrillo:

  1. Se cortan cuadraditos de membrillo de, aproximadamente, 1 cm de largo.
  2. Se hacen bolas de masa, más pequeñas que las utilizadas para los panellets de piñones.
  3. Se introduce un trocito de membrillo en la masa, por el medio, y hasta que salga por el otro lado. De este modo tendremos un panellet con membrillo en el medio y cubierto con masa por el exterior.
  4. Se pincela la masa del panellet con yema y se colocan en una bandeja de horno.

Espero que os animéis a probar de hacerlos, y que los que aún no los hayáis comido os gusten.

3 thoughts on “Panellets”

  1. Uoooo quina bona pinta!
    Què sàpigues que acabo d’imprimir la recepta, aviam què m’en diuen els italians d’aquesta supertradició megabona! 🙂 Ja t’informaré!

Leave a Reply