Bizcocho de naranja y almendra

Hoy os traigo otro bizcocho, en este caso lo hice para aprovechar unas deliciosas naranjas que tenía en casa, y para darle más sabor utilicé también almendras. Los bizcochos siempre salen bien, se pueden hacer con multitud de ingredientes y son deliciosos 😉

Las naranjas que tenía en casa las recogimos de un par de naranjos que tienen unos amigos en su pueblo, casi no les hacen ni caso a los árboles y cada año dan muchos kilos de naranjas. Nosotros recogimos 20 kilos en un momento, ¡y son unas naranjas muy sabrosas!

Las almendras que utilicé también fueron un regalo de unos conocidos, la verdad es que dan un poco de trabajo, porque entre sacarles la cáscara y después tostarlas y picarlas pues tardas un rato; pero vale la pena si tienes tiempo, puesto que el sabor es mucho más intenso a la almendra molida que se encuentra habitualmente en las tiendas.

Para hacer este bizcocho, igual que los otros que os he presentado, como el chocolate y coco, o como el bizcocho tradicional, el único truco para que realmente suba y quede tierno es dedicar el tiempo suficiente para que las claras se monten hasta punto de nieve, nada más sencillo que esto.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 200g de azúcar
  • 75g de almendras enteras (sin cáscara) o molidas
  • 50g de harina
  • La piel de dos naranjas (no tratadas)
  • El zumo de una naranja (unos 50mL)
  • 60mL de aceite de oliva suave
  • ½ cucharada de levadura (medio sobre)
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. Si se van a usar almendras molidas ya están listas. Si, como yo, se desea usar almendras enteras, lo primero será sacarles la cáscara. Seguidamente, se tuestan un poco, se les saca la piel (no pasa nada si no sale toda) y se pican bastante finas. A mi me gusta la textura de la almendra, por lo que no la muelo del todo. Finalmente, para que el bizcocho tenga una mejor aroma y sabor, se tuestan un poco más las almendras picadas en fino. Se dejan enfriar.
  2. Se cascan los huevos y se separan las yemas de las claras. Se baten las calaras con una pizca de sal hasta punto de nieve.
  3. A parte, se baten las yemas con el azúcar, hasta conseguir una mezcla esponjosa. Se añade la piel de las dos naranjas, el zumo de una de ellas y el aceite. Se bate bien.
  4. En un bol a parte, se mezcla la almendra junto con la harina y la levadura. Se añade a la mezcla de las yemas y se incorpora con unas varillas. Debe quedar una mezcla húmeda.
  5. Finalmente, se incorporan las claras batidas hasta punto de nieve a la mezcla, con la ayuda de una espátula.
  6. Se vierte la mezcla del bizcocho en un molde. Si es metálico yo lo engraso con un poco de aceite y le paso un poco de harina, para que no se pegue.
  7. Se cuece el bizcocho en el horno precalentado a 180ºC, durante unos 40-50 minutos, en función del tamaño de vuestro molde. Comprobad siempre con un palillo que debe salir limpio.
  8. Se saca del horno, se deja enfriar encima de una rejilla y se desmolda.

Espero que os animéis a probarlo, ¡el bizcocho sale muy tierno y sabroso!

5 thoughts on “Bizcocho de naranja y almendra”

  1. Laura, aquest pastís ha d’estar de mort, i a més a més amb les taronges d’on crec que son encara més. Potser son de Roda de Barà?, es que tenen un aire…. que no se noia…

Leave a Reply