Galletas de queso

En casa las galletas gustan mucho, por eso no paro de poner distintas recetas en el blog, que si las clásicas cookies de chocolate, que si con chocolate blanco y pistachos, que si de mantequilla, que si de avena y chocolate, etc. Siempre hemos pensado que son muy fáciles de hacer y el resultado no puede ser mejor. Pues hoy os traigo una versión igual de fácil de hacer, pero en salado, os dejo con unas deliciosas galletas de queso. Son perfectas como aperitivo, ¡una receta ideal para las comilonas que se acercan!

El proceso es el mismo que para las galletas normales, hacer la masa, dejarla reposar, estirarla con un rodillo y cortarla con los cortapastas que más nos gusten. Con esta receta os saldrán unas 80 galletas de tamaño medio, para un par de bocados normales, o para comérselas enteras 😉

Para darle un toque más bonito y vistoso a las galletas de queso, y así cuando las servimos para el aperitivo quedan preciosas, se pueden decorar con unas semillas o frutos secos por encima, ¡la combinación de sabores queda genial!

Ingredientes:

  • 200g de queso emmenthal rallado
  • 150g de mantequilla
  • 100mL de crema de leche (nata de cocina)
  • 250g de harina
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/e cucharadita de levadura
  • 1 huevo
  • Para decorar: semillas de sésamo, pistachos, aceitunas, almendras, anchoas, etc.

Preparación:

  1. Se funde la mantequilla al microondas, se deja enfriar, y se mezcla con el queso rallado. Se añade la sal, el pimentón dulce y la nata.
  2. A parte, se mezcla la levadura con la harina. Se tamiza y se añade a la mezcla de queso.
  3. Se divide la masa y se envuelve en papel film. Se deja reposar en la nevera un mínimo de 2 horas, yo suelo dejarla de un día para otro.
  4. Llegado el momento de preparar las galletas, se saca la masa de la nevera y se coloca encima de una superficie lisa ligeramente enharinada. Con un rodillo se aplana hasta dejar un grosor de medio centímetro aproximadamente. Entonces, se cortan las galletas de las formas deseadas.
  5. Se van colocando las galletas encima de una bandeja de horno con papel sulfurizado. Entonces, se pintan con el huevo batido y encima se añade lo que se desee. En este caso yo utilicé: media aceituna, unas almendras cortadas en daditos, unos trozos de avellanas, otros tantos de nueces y unas semillas de sésamo.
  6. Se cuecen las galletas en el horno previamente calentado a 200ºC durante unos 12-15 minutos. Al sacarlas se deben dejar enfriar en una rejilla.

Espero que os guste mi propuesta salada, estas galletas son un éxito siempre que las hago, y solucionan muchos aperitivos 😉

3 thoughts on “Galletas de queso”

Leave a Reply