Milhojas de crema

Hoy os traigo un postre muy sencillo de hacer y que sale buenísimo, perfecto para cuando queremos hacer un dulce con antelación y que además resulte bonito. Se trata de unos pastelitos individuales de hojaldre rellenos de crema pastelera, son deliciosos!

Estos pastelitos individuales admiten muchas variaciones, podéis usar el cortapastas que más os guste, los podéis rellenar de distintos sabores, con nata, trufa, crema, fruta natural, etc. Y, lo mejor de todo, se pueden hacer con antelación ya que en la nevera aguantan muy bien.

Ingredientes para 8 personas:
Para la base:

  • 2 placas de masa de hojaldre (cualquier marca que compréis en el supermercado os dará buen resultado)

Para la crema:

  • 6 yemas de huevo
  • La corteza de la piel de un limón pequeño
  • 1 litro de leche entera
  • 200g de azúcar
  • 75g de harina
  • 50g de almidón
  • 1/2 vaina de canela

Para decorar:

  • 1 clara de huevo
  • Azúcar glass, entre 50 y 100g
  • Unos frutos rojos frescos

Preparación:
Para el hojaldre:

  1. Se extienden las masas de hojaldre encima de la encimera y, con la ayuda de un cortapastas, se cortan las formas deseadas. Se van a necesitar 3 piezas para cada milhojas.
  2. Con los recortes de masa que nos van sobrando, se ponen uno encima de otro, y con la ayuda de un rodillo de aplanan y se siguen cortando trozos de masa. En ningún caso se puede amasar la masa.
  3. Se colocan los trozos de hojaldre encima de una bandeja de horno con papel vegetal, y se pinchan varias veces con un tenedor.
  4. Para que el hojaldre no suba y quede bien para montar los pasteles, utilizo el trucó de Su, que se trata de poner encima de los hojaldres otra capa de papel vegetal y encima una bandeja de horno, para hacer presión y que no suban.
  5. Se cuecen los hojaldres en el horno precalentado a 180ºC durante unos 20 min, tendremos que ir controlando para ver si están hechos.
  6. Una vez cocidos los hojaldres se dejan enfriar encima de una rejilla.

Para la crema pastelera:

  1. Se pone la leche, menos un vaso, en un cazo grande, junto con la piel del limón (es importante cortarla finita para que no tenga la zona blanca amarga) y la canela. Se calienta la leche a fuego suave para que vaya cogiendo sabor.
  2. Se bate el vaso de leche sobrante con el almidón, procurando que se disuelva bien.
  3. Se añade el azúcar y la harina tamizados , se bate un poco más.
  4. Se añaden las yemas de huevo y se sigue batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.
  5. Con la leche caliente, se saca la piel del limón y la canela, y se va añadiendo poco a poco la mezcla de las yemas mientras, con una cuchara de madera, se va mezclando sin parar.
  6. Se calienta la crema para que se cueza a fuego lento, sin dejar de remover para que no se pegue, hasta que haya espesado lo suficiente, no debe llegar a hervir. Tardaremos entre 10 y 15 minutos.
  7. Si se desea, mientras se cuece la crema, se puede dejar un rato más el limón y la canela, para que le den un poco más de sabor.
  8. Una vez cocida la mezcla se vierte en un bol, se tapa para que no forme crosta y se deja enfriar hasta temperatura ambiente. Una vez fría se conserva en la nevera durante varios días.

Para montar los milhojas:

  1. Se bate la clara de huevo con el azúcar glass hasta obtener una mezcla espesa.
  2. Se añade una cucharada de la mezcla anterior a las partes de arriba de los pasteles, 8 piezas. Se extiende la masa con la cuchara y se le añaden por encima algunos frutos rojos. Se deja reposar en la nevera para que se endurezca el glaseado.
  3. Se introduce la crema pastelera en una manga, yo la utilizo sin boquilla, y se montan los milhojas: hojaldre, crema, hojaldre, crema y hojaldre decorado. Se conservan los pasteles dentro de la nevera durante varias horas, se sirven directamente fríos.

Espero que os haya gustado este postre, la verdad es que quedan unos milhojas preciosos y muy sabrosos.

4 thoughts on “Milhojas de crema”

Leave a Reply