Pastel de trufa

Hoy os dejo una receta muy sencilla para hacer un delicioso pastel. En casa nos gustan mucho los dulces, pero no nos gustan muy empalagosos ni llenos de cremas, por lo que tendemos a postres más simples, pero siempre sabrosos. Aquí os dejo la receta para hacer un pastel de trufa con base de bizcocho genovés para unas 15 personas.

El bizcocho genovés es muy sencillo de hacer, es una base de bizcocho que sirve para muchas preparaciones, como para los brazos de gitano. No lleva ningún tipo de levadura ni tampoco claras montadas hasta punto de nieve, lo que hace subir al pastel es batir los huevos y el azúcar al baño maría durante un buen rato.  Si queréis hacer un molde grande porque vais a necesitar un bizcocho para muchas personas, podéis tranquilamente doblar la receta.

Para rellenar el pastel yo he puesto una trufa hecha en casa, pero si preferís nata o crema pastelera también quedarán geniales con este bizcocho. A la hora de la decoración pues cada uno puede aplicar su toque personal, se puede cubrir con una capa de trufa, con una cobertura de mantequilla, con azúcar glass, etc.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 5 huevos
  • 160g de azúcar
  • 160g de harina
  • 40g de mantequilla
  • Un poco de vainilla

Para la trufa:

  • 400mL de nata para montar
  • 50g de azúcar glass
  • 2 cucharadas soperas de cacao en polvo

Para decorar:

  • Unas virutas de chocolate negro
  • Un poco de trufa
  • Una cobertura de mantequilla (se hace batiendo mantequilla y azúcar glass)

Preparación:

Para el bizcocho genovés:

  1. El bizcocho genovés se hace igual que para el brazo de gitano, lo único que se vierte la mezcla en un molde redondo previamente untado con aceite y enharinado.
  2. Para preparar la mezcla, se juntan los huevos, el azúcar y la vainilla en un bol grande. Se introduce dicho bol en una olla con agua, para tenerlo al baño maría.
  3. Entonces, se empieza a calentar el agua mientras con unas varillas eléctricas se va batiendo la mezcla. Debemos conseguir que la mezcla triplique su volumen, por lo que deberemos batir unos 10 minutos.
  4. Una vez realizado, sacaremos el bol del baño maría y seguriemos batiendo un par de minutos más para que se atempere la mezcla.
  5. Seguidamente, sacamos una cucharada de la mezcla de huevos y la añadimos a la mantequilla fundida que habremos dejado enfriar un poco. Mezclamos y reservamos.
  6. Se va añadiendo, poco a poco, la harina tamizada a la mezcla de huevos, y se incorpora con cuidad con la ayuda de una espátula. Cuando acabamos añadimos la mantequilla y le damos un par de vueltas.
  7. Se vierte la mezcla del bizcocho en el molde preparado y se cuece en el horno a 180ºC durante unos 25-30 minutos. Comprobamos con un palillo.
  8. Al sacar el bizcocho del horno se deja enfriar y se desmolda.

Para la trufa:

  1. Es importante que hayamos guardado la nata para montar en la nevera, así la tendremos bien fría a la hora de montarla.
  2. En un bol, mezclamos el azúcar glass con el cacao, y lo tamizamos encima de la nata liquida, que habremos puesto en un bol grande.
  3. Con unas varillas, batiremos la nata, primero a velocidad media-baja y después a velocidad alta, hasta obtener una consistencia espesa y cremosa. Debemos vigilar de no pasarnos a la hora de batir, puesto que si no podemos separar el suero de la leche y conseguir mantequilla.

Para montar el pastel:

  1. Se corta el bizcocho en dos partes y se separan. Como el pastel que he hecho yo es relativamente pequeño no creo necesario pintarlo con almíbar (agua y azúcar a partes iguales) para darle jugosidad. Por el contrario, si habéis doblado la receta y hecho un pastel más grande, quizás si veáis la necesidad de pintar la parte inferior del bizcocho con almíbar.
  2. Se pone la trufa en una manga pastelera y se rellena la parte inferior del bizcocho, procurando dejar un centímetro de espacio en la parte exterior, ya que al cerrar el bizcocho la trufa se expandirá un poco.
  3. Se cierra el pastel con la parte superior del bizcocho y se decora al gusto. Yo le puse unas flores de trufa y unas cuantas virutas de chocolate negro.
  4. Se debe conservar el pastel en la nevera hasta la hora de servirlo.

Espero que os haya gustado el pastel de trufa, es muy sencillo de hacer pero el resultado es fantástico, con sabores suaves y delicados.

2 thoughts on “Pastel de trufa”

Leave a Reply