Mini repostería de hojaldre

Hoy os traigo una receta muy sencilla que seguramente ya habréis probado de hacer. Se trata de mini repostería hecha con hojaldre. En este caso os presento una manera muy fácil de obtener unas sabrosas mini-napolitanas y unos deliciosos mini-crosanes. Por supuesto, si os apetece, podéis hacerlos todos en versión grande, pero yo prefiero hacerlos de sólo 2 bocados y así poder comer más 😉

El chocolate de dentro puede ser el que más os guste, ya sea de cobertura o normal, con leche, blanco, amargo, con naranja, etc. Si os apetece probar, también le podéis poner una cucharada de vuestra mermelada preferida, o si sois más bien de paladar salado, unos trocitos cortaditos de jamón y queso quedarán genial (en este caso no le pongáis azúcar a la masa).

Ingredientes:

  • 2 placas de hojaldre fresco o congelado
  • Chocolate troceado (blanco, con leche, negro, etc.)
  • Trocitos de almendras caramelizadas (opcional)
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo

Preparación:

  1. Si los hojaldres son congelados, lo mejor es dejarlos descongelar dentro de la nevera durante unas 4 o 5 horas. Seguidamente, extenderlos encima del mármol, no sacar el papel vegetal con el que vienen envueltos puesto que lo vamos a usar para trabajar la masa en él y después para cocer la mini repostería.
  2. Cascar el huevo y separar un poco de la clara. Batir, por separado, la cucharada de clara y la yema con el resto de la clara. De éste modo, la clara sola nos servirá para mojar la masa y que se nos pegue el azúcar; y la yema con un poco de clara para pintar la usaremos para que nuestra mini repostería tenga un bonito color dorado.
  3. Para hacer lo que parecen mini-napolitanas, cortar la masa en rectángulos no muy grandes, pintarlos con la clara batida y espolvorear un poco de azúcar encima.
  4. A continuación, poner unos trocitos de chocolate en uno de los lados cortos de los rectángulos, envolver el chocolate con la masa y apretar el extremo para que no se nos abra al cocer.
  5. Colocar las mini-napolitanas encima de una bandeja de horno con el papel sulfurizado, dejar un poco de espacio pues van a crecer. Pintar con la yema batida y si se desea espolvorear unas cuantas almendras caramelizadas por encima.
  6. Para hacer los mini-crosanes, cortar la segunda masa de hojaldre en forma de pequeños triángulos. De nuevo, pintarlos con la clara batida y espolvorear con un poco de azúcar.
  7. Poner un poco del chocolate que más os guste en medio de la base de los triángulos, y a continuación enrollarlos, procurando que la punta del triángulo quede arriba.
  8. Colocar los mini-crosanes encima de otra bandeja de horno con papel vegetal y pintarlos con la yema batida.
  9. Cocer las dos bandejas en el horno precalentado a 200ºC durante unos 10 minutos. Las mini pastas de repostería deben quedar de un bonito color dorado. Al sacar las bandejas del horno, dejarlas enfriar al menos 20 minutos antes de comer.

Recordad que el hojaldre no se puede amasar, así que con los trozos que os sobren de cortar las formas, para aprovecharlos debéis ponerlos uno encima de los demás y después extenderlos con un rodillo de cocina.

Espero que os guste la receta y que os animéis a probar de hacer cosas con el hojaldre, es muy fácil de utilizar y todo sale muy bueno!

Leave a Reply