Roscón de Reyes

Aunque ya ha pasado la Navidad, os dejo la receta para hacer unos deliciosos Roscones de Reyes, así podéis ir practicando para el año que viene, o simplemente los podéis tomar para desayunar, ya que están muy buenos. La receta es la de Su, de Webos fritos, ella tiene un magnifico vídeo donde la explica paso a paso, recomiendo a todos verlo antes de empezar.

La receta es una mezcla entre una receta de pan y una de brioche, por lo que sólo hace falta haber amasado alguna vez antes para que os salga bueno. En casa nos gustan los roscones rellenos de mazapán, pero también les podéis poner nata, trufa, crema o sencillamente comerlos solos, ¡pues son una delicia!

La masa lleva una buena cantidad de ron, que se puede sustituir por agua de azahar. Quizás en un principio al amasar los roscones parece que va ha haber mucho, pero después al cocer se evapora el alcohol y sólo queda un delicioso aroma dentro de los roscones, así que no tengáis miedo a ponérselo 😉

Ingredientes:

Para la masa madre:

  • 70g de leche entera
  • 10g de levadura fresca de panadería (o su equivalente en levadura seca)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130g de harina panificable

Para la masa principal:

  • La masa madre
  • 60g de leche entera
  • 70g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 20g de levadura fresca de panadería (o su equivalente en levadura seca)
  • 120g de azúcar glass
  • La ralladura de la piel de medio limón
  • La ralladura de la piel de media naranja
  • 25mL de ron o agua de azahar
  • 450g de harina panificable
  • 1 pizca de sal

Para la decoración:

  • 1 huevo
  • Azúcar blanco
  • Fruta confitada
  • Almendras en trocitos

Para el relleno de mazapán:

  • 250g de almendra molida muy fina
  • 250g de azúcar glass
  • Entre 1 y 2 claras de huevo

Preparación:

Para el mazapán:

  1. En un bol, se cascan los dos huevos y se separan las claras de las yemas. Se baten las claras para romperlas un poco.
  2. Se mezcla, en un cuenco, la almendra molida junto con el azúcar glass tamizado. Entonces, se van añadiendo cucharaditas de clara y se va amasando la mezcla con las manos hasta obtener la consistencia deseada. En función del tamaño de los huevos vamos a usar más o menos clara de huevo. La clara que sobre se puede juntar con las yemas y aprovechar para otra preparación, no hace falta tirarla.
  3. Se hace una bola con el mazapán y se deja reposar, envuelto en papel film, a temperatura ambiente. Si se hace con muchas horas de antelación, se reserva dentro de la nevera y se saca 1 hora antes de utilizarlo.

Para la masa madre:

  1. Templar la leche en el microondas (sin que esté caliente, sólo para que pierda el frío de la nevera) y deshacer la levadura en ella batiendo un poco con la ayuda de un tenedor.
  2. En un bol, mezclar la harina panificable junto con la cucharadita de azúcar. Añadir la leche con la levadura y mezclar.
  3. Amasar la masa madre durante un par de minutos y hacer una bola. Sumergirla en un bol con agua a temperatura ambiente.
  4. Dejar fermentar unos 10 minutos, hasta que la bola de masa madre flote.

Para la masa principal:

  1. Empezar por mezclar el azúcar glass con las ralladuras de las pieles del limón y de la naranja. Se puede preparar la mezcla con antelación.
  2. De nuevo, templar la leche y disolver la levadura en ella, al igual que para la masa madre.
  3. Tamizar la harina en un bol grande y añadirle los huevos, la sal, el azúcar, la mantequilla cortada en trozos y a temperatura ambiente, el ron o agua de azahar y la masa madre (una vez haya fermentado).
  4. Amasar muy bien todos los ingredientes con la ayuda de una espátula primero, y después con las manos. Cuando queráis sacar la masa del bol, ponerla encima de una superficie lisa y un poco aceitada para que no se pegue.
  5. Cuando la masa esté elástica, formar una bola con ella e introducirla dentro de un bol aceitado. Cubrirla con papel film y dejarla levar hasta que doble su volumen.
  6. Vas a necesitar unas 4 o 5 horas como mínimo. Yo prefiero dejar la masa toda la noche (unas 8 o 9 horas) en un lugar fresquito para que leve sin prisas.
  7. Siguiendo el consejo de Su, una vez la masa ha duplicado su volumen, se corta en dos trozos para obtener dos roscones medianos. Entonces, se hacen dos bolas con la masa y se dejan reposar, encima de la encimera aceitada, durante unos 5 minutos.
  8. Se pasa a dar forma a los roscones. Se hace un agujero en el centro de cada bola de masa, con los dedos, y se va ampliando hasta obtener el tamaño deseado.
  9. Se colocan los dos roscones encima de dos bandejas de horno con papel vegetal, y se introduce dos aros metálicos de emplatar un poco aceitados en los agujeros, de esta forma nos aseguramos que no se nos cierren.
  10. Si, siguiendo la tradición, se desea introducir en el roscón un rey y un haba, se hace justo en este momento, antes de dejar levar la masa por última vez.
  11. De nuevo, se dejan reposar las masas cubiertas con un par de paños de algodón hasta que doblen el volumen, unas dos horas en un lugar un poco cálido y fuera de corrientes de aire (yo suelo dejar levar las masas dentro del horno, apagado).
  12. Una vez las masas han reposado, se pintan suavemente con huevo batido y se decoran. Se le pueden poner trozos de fruta confitada, unas almendras en trocitos y/o un poco de azúcar humedecido con agua, para que haga bolas y se pegue bien.
  13. Se cuecen los roscones en el horno previamente calentado. Como mi horno va por aire, yo los cuezo a la vez. Ya veréis que esta es la mejor parte, pues del horno va saliendo un olor dulzón que invita a comerlos nada más sacarlos 😉
  14. Primero se cuecen durante 10 minutos a 200ºC, y después se baja la temperatura a 180ºC y se cuecen durante unos 5 o 10 minutos más. Si veis que se han dorado lo suficiente a media cocción, podéis taparlos con papel de aluminio para que no se quemen mientras se acaban de hacer.
  15. Al sacar los roscones del horno, se dejan enfriar encima de una rejilla.
  16. Una vez fríos, se sacan los aros de emplatar y se pueden rellenar al gusto, en nuestro caso con mazapán.

¡Espero que os animéis a hacerlos! En casa ya no volveremos a comprar ningún roscón de reyes puesto que estos son muy fáciles y salen deliciosos.

3 thoughts on “Roscón de Reyes”

Leave a Reply