Focaccia con cebolla y romero

Hoy os traigo otra receta salada muy buena, una crujiente y sabrosa focaccia con cebolla y romero, toda una delicia para acompañar cualquier comida o cena.

La focaccia es un pan muy simple de hacer, y sólo se deben tener en cuenta los distintos tiempos de reposo. Podéis añadirle cualquier condimento que os apetezca, como unos tomates secos o unas aceitunas negras, o aromatizarlas con unas buenas hiervas, como con albahaca y orégano. La de hoy tiene el dulzor de la cebolla pochada y un fresco toque de romero, perfecta para acompañar una buena carne 😉

Ingredientes:
Para la masa madre:

  • 100mL de agua
  • 170g de harina de mucha fuerza (un 15.5% de proteínas)
  • 5g de levadura fresca para pan (o su equivalente en liofilizada)
  • 1 cucharadita de azúcar

Para el relleno:

  • 2 cebollas moradas medianas
  • 1 cucharada generosa de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de romero picado muy fino

Para la masa principal:

  • La masa madre y el relleno de cebolla
  • 250g de agua
  • 25g de aceite de oliva
  • 450g de harina floja (la normal)
  • 10g de sal
  • 25g de levadura fresca (o su equivalente en liofilizada)

Para aromatizar:

  • 1 cucharadita de romero picado muy fino
  • 1 cucharadita de sal maldon (gruesa)
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Para la masa madre:

  1. Se templa un poco el agua en el microondas y se añade la levadura en ella, desmigada. Se remueve con un tenedor hasta que se disuelva del todo.
  2. En un cuenco, se mezclan la harina y el azúcar. Se hace un agujero en medio y se va añadiendo el agua con la levadura. Se amasa la mezcla con las manos y se hace una bola.
  3. Se introduce la bola de masa dentro de un cuenco lleno de agua a temperatura ambiente, y se deja levar la masa hasta que flote, tardará unos 30 minutos.

Para el relleno:

  1. Se pelan las cebollas y se cortan en trozos medianos.
  2. Se pone el aceite de oliva en una sartén y se calienta. Cuando haya cogido temperatura, se añade la cebolla cortada y se baja el fuego. A continuación se añade la sal y se deja pochar la cebolla durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando para que se haga uniformemente.
  3. A media cocción se añade una cucharadita de romero fresco picado muy fino. La cebolla estará lista cuando esté blanda pero aún esté un poco blanca, no queremos que se haga del todo puesto que ya se acabará de cocer dentro del horno.
  4. Se saca la cebolla de la sartén y se reserva junto con su aceite. Se deja enfriar.

Para la masa principal:

  1. De nuevo, al igual que con la masa madre, se templa el agua y se disuelve la levadura en ella.
  2. En un cuenco, se mezcla la harina junto con la sal. Se añade el agua con la levadura y el aceite de oliva, se mezcla bien con una rasqueta o con las manos.
  3. Se agrega la masa madre a la mezcla y se amasa hasta que quede bien incorporada.
  4. Se pasa a trabajar la masa encima de la encimera ligeramente enharinada. A continuación se va añadiendo la cebolla, poco a poco para que se vaya incorporando bien. Al coger la cebolla se escurre un poco el aceite para no añadir demasiado líquido a la mezcla. El aceite que sobre al haber incorporado toda la cebolla se reserva para añadir antes de cocer la focaccia.
  5. Si es necesario, a medida que se va incorporando la cebolla se puede añadir un poco más de harina floja. Se trabaja la masa unos 10 minutos hasta quede lisa y ligera.
  6. Se hace una bola con la masa y se introduce dentro de un bol ligeramente aceitado. Se tapa con papel film y se deja reposar hasta que doble su volumen, tardará aproximadamente una hora.
  7. Una vez levada, se saca la masa del bol, se trabaja un  minuto para que saque el aire y se estira hasta llegar a cubrir una bandeja de horno que habremos preparado con un trozo de papel vegetal.
  8. Se hacen unas marcas en la masa con los dedos, se añade la sal maldon y la otra cucharadita de romero picado muy fino. Se riega toda la masa con el aceite de oliva que había sobrado de pochar las cebollas y un poco más de no usado.
  9. Se deja reposar la masa en un lugar cálido durante unos 40 minutos. Mientras, se precalienta el horno a 250ºC con un cuenco con agua para generar vapor.
  10. Pasado el último tiempo de reposo, se cuece la focaccia a 230ºC durante unos 20 minutos. Un par de veces a media cocción de rocía agua por encima para generar más vapor y conseguir una corteza más crujiente.
  11. Una vez cocida, se deja enfriar la focaccia encima de una rejilla. Se puede tomar templada o fría.

Espero que os guste esta focaccia, es deliciosa!

2 thoughts on “Focaccia con cebolla y romero”

Leave a Reply