Naranjas confitadas

Hoy os traigo la receta para hacer unas deliciosas naranjas confitadas. La verdad es que hacerlas es muy fácil, se trata solamente de sumergir las naranjas en un almíbar de agua y azúcar. El truco está en conseguir que las naranjas queden blandas y en sacar el amargor la piel. Es por ello que después de probar varias recetas me he quedado con la de Su, de webos fritos, pues es la que mejores resultados me ha dado.

Las naranjas confitadas son un dulce muy bueno, y se pueden comer tal cual para acompañar un café a media tarde. Además, también se pueden usar en muchas recetas, tanto dulces como saladas. Para recetas dulces está genial añadir unas cuantas en bizcochos, magdalenas, para decorar un roscón de reyes, etc. En cambio, en recetas saladas las naranjas confitadas le van genial tanto al pescado como a la carne, como por ejemplo para hacer pato a la naranja, donde a parte de usar las naranjas, también se aprovecha el almíbar que se obtiene.

Ingredientes:

Para las naranjas confitadas:

  • 3 naranjas ecológicas o no tratadas
  • 250mL de agua
  • 400g de azúcar blanco

Para la cobertura de chocolate:

  • 100g de chocolate negro de cobertura con 70% de cacao
  • 1 cucharada de azúcar blanco (opcional)
  • 50mL de nata líquida para montar

Preparación:

Para las naranjas confitadas:

  1. Se lavan bien las naranjas y se cortan en rodajas o tiras. Se reservan junto con el jugo que van soltando al cortarlas.
  2. En un cazo grande, se añade el agua a temperatura ambiente, el azúcar y las naranjas.  
  3. Se empieza a cocer las naranjas a fuego medio, y cuando el agua empieza a hervir se baja el fuego al mínimo. Se dejan cocer las naranjas, hasta que estén bien tiernas, entre 1 hora y 1 hora y media.
  4. De vez en cuando, y para que todas las naranjas se confiten por igual, se debe remover un poco la olla cogiéndola por las asas.
  5. Cuando las naranjas estén bien blandas, se sacan con cuidado de la olla con unas pinzas y se colocan encima de una rejilla. Como van a soltar almíbar lo mejor es colocar la rejilla encima de una bandeja con papel de aluminio.
  6. Se dejan secar las naranjas unas cuantas horas, yo lo dejo de un día para otro. Una vez secas se guardan en un bote cerrado dentro de la nevera o del congelador, aguantan varios meses.
  7. El almíbar de naranja obtenido se puede guardar en un bote cerrado. Os será muy útil para dar sabor a vuestras preparaciones, ya sea para un bizcocho o para un asado de carne.

Para la cobertura de chocolate:

  1. Se trocea el chocolate y se funde al microondas a intervalos de 20 segundos, removiendo para que no se queme.
  2. Cuando esté totalmente deshecho, se añade el azúcar y se mezcla. No es necesario añadir azúcar, pero a mi personalmente me gusta para sacar el punto de amargor que tiene el chocolate negro amargo.
  3. Finalmente, se añade la nata líquida calentada también en el microondas y se remueve bien hasta obtener un chocolate espeso y cremoso.
  4.  A continuación, se van mojando la mitad de las rodajas de naranja en el chocolate, y de nuevo se dejan secar encima de una rejilla durante unas cuantas horas más.
  5. Al igual que las naranjas confitadas sin chocolate, éstas se guardan en un bote cerrado en frío durante meses.

Espero que os gusten estas naranjas, son un dulce delicioso y muy fácil de preparar.

4 thoughts on “Naranjas confitadas”

  1. muy buenas acabo de enterarme de tu web y la verdad es que me parece super bueno no sabia de mas personas interesadas en estos temas, aqui tienes un nuevo lector que seguira visitandote mensualmente.

  2. Hola, estoy pensando hacer el roscón de reyes de este año, se que queda mucho, pero para ir practicando y que me quede rebien el dia D, quiero hacer uno antes. Me gustaria hacerlo todo casero, y ahora que he visto como hacer la naranja pues mejor, pero a todo el mundo no le hace gracia la naranja, se puede hacer igual pero con otra fruta?, y si es asi, que tipo de fruta. Gracias.

    1. Hola Cinta,
      Si, el mismo proceso se puede hacer con otros cítricos como son el pomelo o el limón, te quedarán igualmente muy bien y con sabores muy originales. La verdad es que vale la pena hacer le roscón en casa, ya cuando está en el horno su aroma es increïble, pero es que cuando lo pruebas te das cuenta de que a pesar del pastón que te cobran en las pastelerías, en casa lo haces aún más rico!
      Te animo a que practiques, pues seguro que tu familia estará encantada de comerse las “pruebas” y así el día de reyes te haran la ola de lo rico que estará tu roscón 😉

Leave a Reply