Tarta de Toffee de avellanas y chocolate

Hoy os traigo un postre delicioso, se trata de una tarta rellena de toffee de avellanas y chocolate, ideal para saborear después de una buena comida.

Esta receta es de Loreto, del blog sabores de colores, y con ella participo en el concurso para celebrar su tercer aniversario. Os aconsejo que os paseéis por su blog, pues tiene un montón de recetas muy buenas y muy bien explicadas.

Ingredientes para unas 12-14 raciones:

Para la base:

  • 250g de harina
  • 125g de mantequilla
  • 2 huevos
  • 25g de azúcar glas
  • Una pizca de sal

Para el toffee de avellanas:

  • 50g de mantequilla
  • 100mL de nata para montar
  • 100g de azúcar moreno
  • 150g de avellanas tostadas

Para el chocolate:

  • 200mL de nata para montar
  • 200g de chocolate negro de cobertura con un 70% de cacaco
  • 1 cucharada de azúcar glass

Preparación:

Para la base:

  1. Se tamiza la harina y se pone en un bol, a continuación se le añade la mantequilla en punto de pomada y se mezcla. Se obtienen unas migas de masa que parecen arena mojada.
  2. A continuación, se añade la pizca de sal, el azúcar y uno de los huevos batido. Se amasa toda la mezcla, procurando que con el huevo quede bien unida. Se hace una bola con la masa y se reserva, tapada con film de cocina, dentro de la nevera durante una hora.
  3. Pasado el tiempo de reposo, se estira la masa con la ayuda de un rodillo en una superficie limpia y lisa, ligeramente enharinada. Se coloca la masa encima de un molde para tarta, procurando que cubra bien todos los bordes.
  4. Para que la masa se cueca de forma uniforme, se coloca encima un trozo de papel vegetal junto con unas legumbres secas. Yo tengo en casa un bote de judías blancas que uso para tal fin.
  5. Se cuece la base de la tarta en el horno previamente calentado a 180ºC durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, se saca el papel con las legumbres, se pinta la base con el otro huevo batido, y se cuece durante otros 5 minutos más, hasta que la base adquiera un bonito color dorado.

Para el toffee de avellanas:

  1. Se pelan las avellanas tostadas y se trituran con la ayuda de un robot de cocina, es importante que queden muy finas, pues de este modo soltarán toda su aroma y su textura será más agradable a la hora de comer.
  2. En un cazo, se introduce la mantequilla cortada en cubos, la nata y el azúcar. Se calienta la mezcla hasta que llegue a ebullición, y entonces se deja cocer a fuego lento unos 3-5 minutos, removiendo de vez en cuando con una espátula, hasta que el toffee sea homogéneo y  tenga su color marrón característico.
  3. Finalmente, se saca el toffee del fuego, se añaden las avellanas picadas y se mezcla. Se deja enfriar un poco la mezcla hasta temperatura ambiente.

Para el chocolate:

  1. En otro cazo, se vierte la nata junto con el azúcar glass y se lleva a ebullición.
  2. Cuando rompa a hervir, se retira del fuego y se añade el chocolate cortado en trozitos. Conla ayuda de unas varillas se bate la mezcla hasta que todo el chocolate se haya desecho y se obtenga una crema espesa.

Para montar la tarta:

  1. Se coloca la base ya horneada y fría encima del plato donde la vayamos a servir. Entonces, se vierte el toffee de avellanas y se deja reposar unos 5 minutos para que se asiente y se compacte.
  2. A continuación se añade el chocolate encima del toffee, procurando que no este muy caliente, de nuevo se deja reposar un par de minutos antes de decorar la tarta.
  3. Se deja reposar la tarta, tapada, durante algunas horas antes de servirla, de este modo los sabores se acentuaran. Si se va a hacer con más de un día de antelación lo mejor es guardarla en la nevera, pero se debe sacar unas 2-3 horas antes de servirla para que el tofe y el chocolate estén tiernos y se deshagan en la boca al comerla 😉

Espero que os guste esta tarta, ¡no dejéis de comentar que os parece!

Leave a Reply