Tarta fácil de verduras

Hoy os traigo una receta salada, de esas muy rápidas de hacer y que sirven para aprovechar lo que tenemos en la nevera. En esta ocasión de trata de una tarta de hojaldre con verduras, aunque también se podría haber hecho con pasta brisa. Las verduras que le he añadido eran las que tenía en casa y son de temporada, en este caso han sido calabacín, espárragos trigueros y unas gírgolas, aunque acepta cualquier combinación que os apetezca.

Esta tarta de verduras se hace en un momento, y es mucho más liguera que una quiche, pues no lleva ni huevo ni nata de cocina, por lo que es perfecta para iniciar una comida de forma sabrosa y sin empacharse. De nuevo esta receta es una muestra más de lo práctico que resulta tener en casa algunas masas congeladas, pues nos solucionan un entrante o una merienda en un momento.

Ingredientes para unas 6-8 raciones:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 1 calabacín grande (si es mediano se necesitará medio más)
  • Un manojo de espárragos trigueros (unos 12-15 estarán bien)
  • Unas cuantas setas de las que más os gusten (yo he utilizado gírgolas)
  • 50g de queso rallado (podéis utilizar los que más os gusten, yo he utilizado un manchego tierno, otro de curado y queso bola)
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

Preparación:

  1. Si la plancha de hojaldre esta congelada, se deja descongelar encima del mármol durante unos 30-40 minutos.
  2. Se extiende el hojaldre encima de un molde desmontable para tartas. Se ajusta bien a su forma y se saca la masa que sobre de los bordes. Se pincha la base de la tarta con un tenedor.
  3. A continuación se añade encima de la masa una hoja de papel vegetal, y se distribuyen por encima unas legumbres secas. Yo tengo un bote destinado a tal fin.
  4. Se cuece la base de la tarta en el horno previamente calentado a 200ºC durante 20 minutos. A media cocción se retiran las legumbres secas y el papel vegetal para que se cueza también la parte inferior. Una vez cocida la base de la tarta se deja enfriar.
  5. Se cuecen unos minutos los espárragos en agua hirviendo, previamente lavados y habiendo cortado los tallos. Se sacan cuando estén blandos, se escurren, se dejan enfriar y se cortan en 3 partes cada uno.
  6. A parte, se saltean las setas, en una sartén con aceite y con un poco de sal para que suelten el agua. De nuevo cuando estén tiernas se dejan enfriar y se cortan en trozos pequeños.
  7. Los calabacines se lavan y se cortan en rodajas de medio centímetro aproximadamente.
  8. Se monta la tarta, encima de la base se coloca una capa de calabacines, se les añade un poco de sal y de pimienta.
  9. Por encima de los calabacines se esparcen los espárragos trigueros y se les añade un poco de sal. A continuación, se reparten las setas.
  10. Finalmente se esparce el queso rallado por encima de toda la tarta y se vuelve a introducir dentro del horno.
  11. Se cuece la tarta durante otros 15-20 minutos, a 180ºC, hasta que el queso se haya fundido y tenga un bonito color dorado. Una vez cocida se saca del horno y se sirve caliente.

Espero que os guste esta tarta de verduras, os podéis animar ha hacerla con las que más os gusten 😉

One thought on “Tarta fácil de verduras”

Leave a Reply