Almendrados con chocolate

Hoy os traigo unas pastas muy buenas de almendra, con un sabor mezclado entre almendras y merengue. Estos almendrados son ideales para acompañar el te de media tarde o para finalizar una comida de una forma ligera.

Esta es una de aquellas recetas en las que solo se utiliza una parte de los huevos, las claras. Ya sabéis que a mi me gusta tener unas cuantas recetas para aprovechar la parte de los huevos que me sobra en las recetas. Si queréis aprovechar las yemas que obtendréis, os propongo hacer unas deliciosas natillas, un refrescante helado de vainilla o unos cremosos flanes de leche condensada.

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo
  • 250g de azúcar blanco
  • 200g de almendras en láminas
  • 50g de almendras en polvo
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo
  • La ralladura de la piel de medio limón
  • 60g de chocolate de cobertura (opcional)

Preparación:

  1. Batir las claras de los huevos, sin que lleguen a punto de nieve. Cuando estén ya de color blanco, se añade el azúcar y la almendra molida, se bate un poco más.
  2. A continuación se añaden las almendras en láminas, la canela y la ralladura de la piel del limón, se incorpora todo a la mezcla con la ayuda de una espátula de silicona o madera.
  3. Seguidamente se calienta la mezcla en una cacerola grande, sin dejar de remover, hasta que espese un poco y se vuelva pegajosa.
  4. Finalmente se distribue la masa en una bandeja de horno con papel vegetal, poniendo montoncitos alargados.
  5. Se cuecen los almendrados en el horno previamente calentado a 150ºC durante unos 15-20 minutos, hasta que se vean cocidas.
  6. Al sacar los almendrados del horno se dejan enfriar encima de una rejilla y si se desea se bañan un poco con el chocolate de cobertura derretido al baño maría.

Espero que os gusten estos deliciosos almendrados, son un vicio 😉

Leave a Reply