Pan de maíz

De nuevo os traigo otra receta de pan, la verdad es que cuando le coges el truco te apetece probar distintas harinas y distintas maneras de hacerlo. No hay nada más agradecido que hacer pan en casa, pues en él se van viendo tus logros a medida que vas perfeccionando la técnica del amasado. El pan de maíz que os presento es muy sabroso, y ligeramente tostado adquiere un sabor espectacular. Tened en cuenta que un pan sólo de maíz como este que os dejo hoy es un pan especial, bastante denso y con una miga consistente, por lo que quizás queráis empezar primero mezclando a partes iguales harina de maíz y de trigo.

Tal y como siempre os explico, hacer pan no es difícil, sólo se debe tener en cuenta los distintos tiempos de reposo de la masa para que así adquiera una textura perfecta. Yo utilizo una piedra para cocer el pan en el horno, pues me gusta como deja la corteza, y pienso que sale a cuenta si haces 2 o 3 panes al mes y alguna pizza. Aún así, no es para nada imprescindible y podéis usar una bandeja del propio horno.

Si preferís empezar haciendo un pan más simple, no dudeís en probar mi pan rápido, pues es muy fácil de hacer y sale genial. Ya cuando le cogáis un poco el truco, podéis probar de hacer un sabroso pan de espelta o panecillos para bocatas.

Ingredientes:

  • 150g de harina de fuerza
  • 500g de harina de maíz
  • 380mL de agua
  • 50mL de aceite de oliva
  • 15g de sal (una cucharada rasa)
  • 25g de levadura fresca para pan (o su equivalente en liofilizada)

Preparación:

  1. Se templa un poco el agua en el microondas y se añade la levadura desmenuzada, se remueve con un tenedor hasta que se disuelva. Se añade el aceite a la mezcla.
  2. En un bol grande, se mezclan las dos harinas junto con la sal, seguidamente se hace un agujero en medio, como un volcán. Mientras que con una mano se va añadiendo el agua con la levadura y el aceite, con la otra se va mezclando la masa, ya sea con los dedos o con una rasqueta/espátula.
  3. Se traspasa la masa encima de una encimera ligeramente enharinada y se amasa durante unos 10 minutos. Entonces, se hace una bola con la masa y se tapa con un paño humedecido, se deja reposar 5 minutos. Se puede repetir el proceso de amasado y reposo un par de veces más.
  4. Una vez finalizado el amasado se hace una bola con la masa, se introduce dentro de un cuenco un poco enharinado y se tapa de nuevo con el paño húmedo.
  5. Se deja levar la masa durante aproximadamente una hora, hasta que haya doblado su volumen.
  6. Una vez leudada la masa, se amasa un poco durante otros 2 o 3 minutos, para sacar parte del aire que ha cogido. Se hace una bola con la masa y se deja reposar otra vez, o encima de la encimera o dentro de un bannetton, como hago yo. De nuevo, se tapa la masa con el paño húmedo para evitar que se reseque.
  7. De nuevo dejamos levar hasta que doble su volumen.
  8. Pasadas entre 1 hora y media y 2 horas, se cuece el pan en el horno previamente calentado a 220ºC y con un bol lleno de agua para generar vapor. Además, se rocía un poco de agua encima del pan al meterlo y un par de veces más a media cocción, así se obtiene una corteza más crujiente.
  9. El pan se deja cocer durante unos 35 minutos, al sacarlo se deja enfriar completamente encima de una rejilla.

Espero que os guste esta receta y que os animéis ha hacer pan en casa!

3 thoughts on “Pan de maíz”

Leave a Reply