Tarta de Moras

Ahora que empieza la época de recolección de las moras silvestres, os presento una deliciosa tarta con ellas. Se trata de una sencilla tarta hecha a base de una masa quebrada y las moras, que se puede servir a temperatura ambiente y acompañarla de una bola de helado, un poco de nata montada o un delicioso merengue. En nada se prepara un delicioso postre con uno de los frutos que nos dan los bosques en esta época del año, y lo mejor de todo es que reposada está aún más buena, por lo que la podéis hacer con antelación.

La base es una masa quebrada muy fácil de hacer, que si se va con prisas se puede sustituir por una masa ya hecha de las que venden congeladas. Y el relleno esta hecho con las moras frescas, pero que también admite ponerle una deliciosa mermelada de moras en sustitución.

Las moras las recogí hace unos días en el bosque de mi pueblo, Granera, cuando iba caminando, no me pude resistir al ver que ya empezaban a salir y que ya había algunas bien grandes, negras y tiernas. Por supuesto a parte de una deliciosa tarta de moras, también podéis hacer mermelada con ellas, o unas muffins para el desayuno. Ingredientes para unas 8-10 raciones:
Para la masa quebrada:

  • 1 huevo (más otro huevo para pintar la masa)
  • 250g de harina
  • 100g de mantequilla
  • 50g de azúcar glass
  • 1/2 cucharadita de sal

Para el relleno:

  • 700g de moras
  • 180g de azúcar blanco
  • 25g de maizena
  • 40g de almendras molidas
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1 cucharada de zumo de limón

Preparación:
Para la masa quebrada:

  1. En un bol se añaden la harina junto con el azúcar glass y la sal. Se mezclan bien con unas varillas para homogeneizar y deshacer grumos.
  2. A continuación se añade la mantequilla fría y cortada en dados junto con el huevo. Es importante que la mantequilla esté fría, pues ya se calentará con el amasado con las manos.
  3. Se mezclan bien todos los ingredientes, con la punta de los dedos, procurando no tocar la masa en exceso. Cuando se obtiene una masa homogénea se hace un bola y se envuelve en papel film. Se deja reposar en la nevera como mínimo una hora.

Para hacer la tarta:

  1. Se lavan bien las moras y se dejan secar en un colador. No pasa nada si queda un poco de agua en ellas.
  2. A continuación se introducen en un bol, se añaden también el azúcar, la canela, la maicena, la almendra molida y la cucharada de zumo de limón. Se mezclan bien todos los ingredientes con una espátula, procurando que no se rompan las moras.
  3. Pasado el tiempo mínimo de reposo, se saca la masa quebrada de la nevera, se desenvuelve y se aplana con un rodillo.
  4. Se coloca la masa encima de un molde previamente untado con mantequilla. Se recorta la masa que sobrante. En función del diámetro del molde sobrará más o menos.
  5. Se vierte el relleno de moras encima de la masa quebrada y se reparte uniformemente con la espátula.
  6. Con la masa sobrante se decora la parte superior del pastel. Si hay mucha masa se puede cubrir todo el pastel y después hacer algunos agujeros para que este respire. O con paciencia se puede cortar la masa en tiras y hacer una bonita rejilla. Como a mi me sobró poca masa, hice unas flores con ellas que coloqué encima.
  7. Finalmente, se pinta la masa que cubre el pastel y la de los bordes con huevo batido.
  8. Se cuece la tarta de moras en el horno previamente calentado a 200ºC, durante unos 30-40 minutos en función del tamaño. Se debe sacar el pastel cuando se vea que el relleno empieza a burbujear. Si la masa del pastel se dora al principio de la cocción, se puede cubrir este con un trozo de papel de aluminio para que no se queme la masa.

Espero que os agrade esta receta de tarta de moras, se hace muy rápidamente y es deliciosa!

2 thoughts on “Tarta de Moras”

Leave a Reply