Mermelada de higos

Aprovechando que en el pueblo mis padres tienen una higuera grande y hermosa, he querido hacer una deliciosa mermelada casera de higos para poder disfrutar de su sabor durante todo el año. Hacer mermelada en casa es muy fácil y muy gratificante, pues el sabor de una mermelada casera no tiene nada que ver con la mayoría de las mermeladas que venden.

La mermelada de higos es perfecta para acompañar un poco de queso o para tomar con un yogur natural, aunque por supuesto también se puede usar para untar una deliciosa rebanada de pan. A mi parecer, a la mermelada de higos le va muy bien el pan de espelta. Si os animáis ha hacer mermeladas en casa, no dudéis en probar también la de moras, está deliciosa!

Ingredientes:

  • 1kg y cuarto de higos bien maduros
  • 250g de azúcar blanco
  • 250g de azúcar moreno
  • 1 vaso de agua
  • El zumo de 1 limón y medio

Preparación:

  1. Se lavan bien los higos y se dejan escurrir un rato encima de un colador.
  2. Se les corta el tallo a los higos y se parten en 4 trozos, se van poniendo en una cazuela grande.
  3. Se añaden ambos azúcares a los higos junto con el vaso de agua. Se empiezan a cocer a fuego lento.
  4. Mientras se empiezan a cocer los higos, se ponen los botes de cristal con sus tapas donde vamos a guardar la mermelada en una olla grande con agua, se lleva a ebullición.
  5. Pasados unos 5 minutos de cocción, cuando los higos ya han cogido temperatura y empiezan a soltar su jugo, se añade el zumo de limón recién exprimido.
  6. Se cuecen los higos durante unos 30 minutos más, a fuego medio, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.
  7. Una vez cocida la mermelada de higos, se pasa la batidora para eliminar grumos y, si se desea, se pasa por un chino o un colador fino para eliminar las pepitas. En casa las mermeladas gustan con textura, así que nunca las cuelo.
  8. Seguidamente se llenan los botes esterilizados, que justo los habremos sacado del agua hirviendo y estarán secos pero aún calientes. Se llenan sin llegar al borde.
  9. Se tapan los botes y se dejan boca-abajo hasta que la mermelada esté completamente fría.
  10. Una vez enfriada, se puede dar la vuelta a los botes y ya tendremos una deliciosa mermelada casera de higos envasada al vacío.

Espero que os guste la mermelada de higos, está muy buena 😉

One thought on “Mermelada de higos”

Leave a Reply