Mermelada de Moras

Hoy os presento una receta que no tiene secreto y que seguramente os recordará a vuestra infancia. La mermelada de moras silvestres es una de las que más se prepara, a mi me recuerda a mis veranos en el pueblo y a mi madre en la cocina.

Ya os comenté hace unos días que había empezado la temporada de moras, con las primeras que recogí hice una deliciosa tarta de moras. Pues ahora que ya estaban en todo su esplendor, volví al bosque y regresé a casa con algo más de 3kg de moras. Tengo pensado hacer varias cosas con ellas, como un helado de yogur y moras, algún batido, unas muffins y, por supuesto, congelar unas cuantas para poder usarlas fuera de temporada.

Por lo que respecta a la mermelada, no tiene secreto. Es tan fácil como mezclar las moras con el azúcar y un poco de zumo de limón y dejar cocer durante casi una hora. Al final, para conservar la mermelada en perfecto estado durante meses, la guardo en tarros de cristal hervidos, de este modo se hace el vacío dentro y me aseguro que la tendré siempre en lista para comer. Para comer esta deliciosa mermelada, os aconsejo que untéis con ella una rebanada de pan de maíz, la combinación de sabores es deliciosa!

Ingredientes:

  • 1kg y medio de moras frescas
  • 650g de azúcar blanco
  • 650g de azúcar moreno
  • El zumo de 1 limón y medio

Preparación:

  1. Se lavan bien las moras y se dejan escurrir unos minutos en un colador.
  2. Se vierten las moras y los azúcares en una cacerola grande, se pone a fuego alto.
  3. Pasados unos 5-7 minutos, cuando las moras hayan cogido temperatura, se añade el zumo de limón y se baja el fuego a media potencia.
  4. Se deja cocer las moras durante unos 45-50 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo.
  5. Cuando la mermelada esté ya cocida, se saca del fuego y se tritura con una batidora.
  6. Si se desea, se puede pasar la mermelada por un chino o colador para eliminar las pepitas. A mi, personalmente, me gusta que las mermeladas tengan textura, por lo que la dejo tal cual.
  7. Para poder conservar la mermelada durante meses, se ponen a hervir botes de cristal y sus tapas durante al menos 15 minutos.
  8. Justo cuando la mermelada esté hecha, se sacan los botes del agua hirviendo y se secan. Se llenan los botes, estando éstos aún calientes, sin llegar a cubrirlos del todo, se tapan y se les da la vuelta.
  9. Se dejan enfriar en esta posición y, finalmente, se les da la vuelta pasadas unas cuantas horas.
  10. Los botes de mermelada se conservan fuera de la nevera y de la luz del sol durante meses. Al abrirlos oiréis el sonido correspondiente del vacío hecho, lo que os indicará que vuestra mermelada de moras se ha conservado en perfecto estado.

Espero que os guste esta mermelada, a mi me encanta con un poco de pan para desayunar, o para cubrir una tarta de queso.

4 thoughts on “Mermelada de Moras”

Leave a Reply