Bolitas de coco con chocolate

Bolitas de coco y chocolate 13

Hoy os traigo una receta muy sencilla, de esas que nos hacen quedar bien cuando tenemos gente en casa, o nos han invitado y queremos llevar un detallito. Se trata de unas deliciosas bolitas de coco bañadas con chocolate, que se pueden preparar perfectamente el día de antes y que desaparecerán en cuanto las sirváis 😉

Estas bolitas de coco, a diferencia de los cocos que os presenté hace un tiempo, no necesitan horno, pues en vez de llevar claras de huevo se hacen con leche condensada. Si os gusta el coco, os animo a que probéis de hacer esta receta tan fácil, sobretodo si tenéis niños en casa, porque podrán meter las manos y “ayudaros”.

Ingredientes para unas 35 bolitas:

  • 280g de leche condensada
  • 150g de coco rallado
  • 200g de chocolate (negro, con leche o blanco, a vuestro gusto, podéis usar más de un tipo)
  • 60g de crema de leche (nata de cocina)
  • 20g de mantequilla
  • Para decorar: cobertura de chocolate, coco rallado, trocitos de frutos secos, etc.

Preparación:

  1. Se empieza por mezclar la leche condensada con el coco rallado. Lo mejor es ir añadiendo el coco poco a poco hasta que esté totalmente integrado. Se tapa la mezcla y se deja endurecer en la nevera, como mínimo, una hora.
  2. Pasado el tiempo de reposo, se van cogiendo pequeñas porciones de la masa y se hacen bolitas con las manos, se van depositando encima de una bandeja con papel sulfurizado o una lámina de silicona. De nuevo se dejan enfriar las bolitas dentro de la nevera, con media hora habrá suficiente.
  3. Mientras las bolitas de coco cogen cuerpo, se prepara la cobertura de chocolate. Yo hice la mitad con chocolate negro y la otra mitad con chocolate blanco, por lo que usé en cada tipo de chocolate la mitad de crema de leche y la mitad de mantequilla.
  4. Se pone el chocolate troceado dentro de un cazo junto con la crema de leche, entonces se calienta a fuego medio-bajo y se va removiendo hasta que todo el chocolate se haya fundido.
  5. Entonces, se retira el cazo del fuego y se añade la mantequilla, se remueve hasta que se haya incorporado del todo.
  6. Se hace el mismo procedimiento con los otros tipos de chocolate.
  7. Seguidamente se pasa a cubrir las bolitas con los chocolates. Para ello, y con la ayuda de dos cucharitas, se van poniendo las bolas una a una dentro del chocolate. Se sacan con cuidado, se retira el exceso de chocolate y se vuelven a dejar encima de la bandeja.
  8. Cuando todas las bolitas tengan chocolate, se pueden decorar con más chocolate, con un poco de coco rallado o con unos trocitos de almendras, por ejemplo.
  9. Finalmente, se dejan enfriar las bolitas en la nevera, hasta que el chocolate haya cogido cuerpo, como mínimo un par de horas. Se pueden servir directamente sacadas de la nevera.

Espero que os animéis a preparar estas bolitas de coco y chocolate!

Leave a Reply