Panecillos con Semillas de Adormidera

Pancecillos semillas adormidera 18

Hoy os traigo la receta de unos panecillos muy buenos y fáciles de hacer. La masa se trabaja muy fácilmente, por lo que os animo a todos a probar de hacerlos en casa. Se trata de unos panecillos muy tiernos, hechos con leche y mantequilla, cubiertos con una generosa capa de semillas de adormidera, que le dan un sabor delicioso. Además, las semillas de adormidera (o amapola) están llenas de antioxidantes y nutrientes, así que estos panecillos son una buena manera de incluirlas en nuestra dieta.

La receta de estos fantásticos panecillos la he sacado de El gran libro de la repostería, escrito por Christian Teubner y Annette Wolterr, publicado por la editorial Everest. La verdad es que me encanta este libro y lo recomiendo a todas las personas que se quieren iniciar en la repostería. Quizás yo le tengo más cariño porque es le primer libro de repostería que me regalaron, pero aún teniendo una amplia colección de libros de repostería y pan, este sigue siendo uno de mis favoritos: contiene muchas recetas (todas con su foto) y explicaciones básicas sobre los ingredientes, masas y utensilios.

Pancecillos semillas adormidera 19

Ingredientes para 22 panecillos:

  • 500 g de harina para pan
  • 25 g de levadura prensada (o su equivalente en liofilizada)
  • 250 mL de leche (más una cucharada sopera generosa para pintar)
  • 50 g de mantequilla
  • 2 huevos (uno para la masa y el otro para pintar)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 punta de cuchillo de pimienta molida
  • 1 punta de cuchillo de nuez moscada molida
  • Semillas de adormidera (unas 4-6 cucharadas)

Preparación:

  1. Se introduce la harina en un bol y se esparce, por encima, la levadura desmigada.
  2. A continuación, se va añadiendo la leche templada por encima y, con la ayuda de una rasqueta o espátula de madera, se va mezclando la leche con la levadura y un poco de harina. No se debe mezclar toda la harina, sólo la necesaria para obtener una masa líquida en la que dejar fermentar la levadura.
  3. Se tapa el bol con un paño húmedo y se deja fermentar durante 15 minutos.
  4. Seguidamente, se mezclan el huevo batido junto con la mantequilla derretida  (procurando que no esté caliente) y las especies (sal, pimienta y nuez moscada).
  5. Pasados los 15 minutos de fermentación de la levadura, se añade la mezcla de huevo y mantequilla y se amasa con el resto de la harina.
  6. Cuando se obtenga una masa elástica en la que se ha incorporado toda la harina, se pasa a trabajar encima de la encimera ligeramente enharinada. Se trabaja la masa durante unos 10 minutos.
  7. Se deja reposar la masa de los panecillos ne un bol con un poco de harina, tapada con un paño húmedo hasta que haya doblado su volumen. En función de la humedad y temperatura de la cocina puede tardar más o menos, pero es una masa que sube rápidamente, yo la tuve solamente media hora.
  8. Cuando la masa haya leudado, se trabaja 5 minutos en la encimera para que pierda el aire que ha cogido, y se divide en porciones de 40 gramos.
  9. Se hacen bolas de masa con  cada una de las porciones y se van colocando encima de un par de bandejas enharinadas. Se deben colocar con espacio entre si pues van a crecer durante el leudado final. Antes de tapar las bolas de masa, nuevamente con un paño húmedo, se chafan un poco con los dedos.
  10. Se dejan fermentar las bolas de masa durante otros 30-40 minutos, hasta que veamos que han doblado nuevamente su volumen. Entonces, se podrán cocer en el horno previamente calentado a 230ºC, en tandas de 8-10 panecillos.
  11. Cuando se vayan a cocer los panecillos, se cogen uno por uno de las bandejas, se les da la vuelta y se sumergen en una mezcla de huevo batido y una cucharada de leche. A continuación se pasan por las semillas de adormidera y se introducen en el horno.
  12. Si tenéis una piedra de cocción de pan, se colocan encima de ella ligeramente enharinada sino, os servirá una bandeja de horno. Entonces, se hace una cruz en la parte superior de los panecillos, con la ayuda de una pequeña cuchilla o de un cuchillo muy afilado. Los panecillos se cuecen a 220ºC (bajamos la temperatura al cerrar la puerta con los panecillos) durante unos 12-14 minutos.
  13. Cuando los panecillos estén hechos, se dejan enfriar encima de una rejilla.

Espero que probéis de hacer estos panecillos, gracias a las semillas de adormidera tienen un sabor muy bueno, y son geniales para acompañar con algún embutido o queso.

One thought on “Panecillos con Semillas de Adormidera”

Leave a Reply