Quiche de espinacas y queso de cabra

Quiche de espinacas y queso de cabra 8

Hoy os traigo una receta salada, de esas que se hacen en un momento y que son perfectas para un pica-pica o una cena informal. Además, esta quiche de espinacas y queso de cabra se puede preparar con antelación, pues en la nevera se conserva muy bien, y el día siguiente sigue igual de buena.

Si tenéis tiempo y os apetece complicaros un poco, podéis hacer la masa de la base vosotros mismos utilizando, por ejemplo, la receta de masa quebrada de estas tartaletas con mousse de chocolate, sin añadir el azúcar glass y sustituyendo las almendras molidas por más harina.

Si os apetece ver otras recetas saladas para llevar a un pica-pica o para compartir en una merienda, no dudéis en hacer una tarta de hojaldre y 4 quesos o una con verduras de temporada, o una crujiente y sabrosa focaccia de lo que más os guste.

Ingredientes:

  • Una lámina de pasta brisa
  • 300g de espinacas frescas
  • 1 rulo de queso de cabra
  • 3 huevos
  • 100mL de leche
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

Preparación:

  1. Se empieza por cocer las espinacas. Para ello se les corta los tallos, se lavan bien con agua fría y se cuecen en una olla con agua y una pizca de sal hasta que estén blandas, con unos 10 minutos va bien.
  2. Se cuelan las espinacas y se dejan escurrir un buen rato.
  3. También se prepara el queso de cabra, para ello se cortan 5 rodajas hermosas que se reservan, y el resto de queso se corta a trocitos pequeños.
  4. Seguidamente, se procede a preparar la base de la quiche, para ello se extiende la pasta brisa encima de un molde metálico o de siliciona (se pone con el papel que viene, así es más fácil de desmoldar una vez cocida la quiche), y se presiona bien la masa con los dedos para que quede bien adherida.
  5. Para que la masa no suba durante la cocción, se pincha su base bastantes veces con un tenedor. Y, entonces, se introduce en el horno previamente calentado a 180ºC durante unos 15 minutos.
  6. Pasados los 15 minutos, aunque la masa no esté cocida del todo, se saca del horno, pues después se volverá a introducir en él para cuajar el relleno.
  7. Para preparar el relleno, se empieza por dorar el ajo picado en una sartén junto con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté dorado, se añaden las espinacas que habíamos cocido y se salpimientan al gusto. Se dejan sofreír en la sartén unos 5-10 minutos.
  8. A parte, en un bol se mezclan la leche, los huevos y el queso de cabra cortado en trocitos. Se bate con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea aunque con algún trocito de queso de cabra.
  9. A continuación, se añaden las espinacas que habíamos sofrito con el ajo, y se bate la mezcla con la ayuda del mini-pimer.
  10. Se vierte la mezcla encima de la base de la quiche previamente horneada, se colocan encima las rodajas de queso de cabra que habíamos reservado, y se introduce de nuevo en el horno.
  11. Se cuece la quiche, a 180ºC, hasta que el relleno esté totalmente cuajado, tardará otros 15 minutos aproximadamente. Para saber cuando la quiche esta cocida, se pincha con un palillo o cuchillo que debe salir limpio.
  12. Cuando la quiche este hecha, se saca del horno y de deja atemperar. Se puede tomar templada y fría.

Espero que os guste esta receta salada, es una forma distinta de comer verdura.

Leave a Reply