CakePops

CakePops 16

Hoy os traigo una receta de unos deliciosos y vistosos bizcochos que estás muy de moda, los cakepops. Los cakepops son bizcochos en un palo, como piruletas, y se han hecho muy famosos gracias a las múltiples decoraciones que se les puede dar. La receta que os propongo yo es muy simple, se trata de unos bizcochos de mantequilla amarmolados, muy sencillos de hacer pero un poco laboriosos por lo de decorarlos uno a uno.

Originalmente, los cackepops se hacían para aprovechar restos de bizcochos secos, éstos se desmigaban y se ligaban con crema de queso o de chocolate, entonces se hacían las bolitas y se decoraban. El problema que le veo yo al método tradicional es la adición de toda la crema para conseguir una masa compacta y firme capaz de sujetarse en el palo sin desmoronarse, que unida al chocolate de la decoración hacía que los cakepops fuesen pequeñas bombas de calorías.

Así que me encantó cuando me regalaron un molde de silicona para hornear los cakepops en él, con el que se obtienen directamente 20 bizcochitos con formas de navidad. Al ser un molde de silicona no hace falta engrasarlo y se lava genial. Y con el lío ya montado, compré un pack de palitos de papel y me puse a decorar mis cakepops.

Ingredientes para unas 55 unidades:

Para los bizcochos: (se puede usar cualquier receta de bizcocho siempre que éste sea consistente para aguantar con el palo)

  • 4 huevos
  • 250g de azúcar blanco
  • 250g de harina
  • 250g de mantequilla
  • 20g de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para decorar:

  • Chocolate de cobertura: blanco, negro y/o con leche
  • Colorantes comestibles  en gel
  • Coco rallado
  • Purpurina comestible
  • Bolitas de azúcar de colores
  • Almendras fileteadas

Preparación:

Para los bizcochos:

  1. Se empieza por batir la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar blanco hasta conseguir una masa de textura cremosa.
  2. Seguidamente, se añaden los huevos uno a uno y se bate hasta que estén totalmente integrados.
  3. A continuación, se añade la harina previamente tamizada, toda de golpe, y se mezcla hasta que no queden grumos.
  4. En este momento se separa la masa en dos, a una mitad se le añade el cacao en polvo y a la otra la vainilla.
  5. Para que el llenado de los moldes sea más fácil, se introducen ambas masas en dos mangas pasteleras, sin boquilla.
  6. Se llena la base de los moldes con ambas masas, y con una espátula se nivela su superficie. Se cubre con la otra parte del molde y se introducen en el horno previamente calentado a 175ºC.
  7. Se cuecen los bizcochos unos 17 minutos, al sacarlos se comprueba pinchando con un palillo que están del todo cocidos.
  8. Se deja atemperar los bizcochos 5 minutos, y a continuación se desmoldan. Se dejan enfriar encima de una rejilla mientras se hornea el resto de la masa.

Para hacer los cakepops:

  1. Cuando ya están todos los bizcochitos cocidos y enfriados es el momento de clavarlos en los palos y hacer las pirueltas de bizcocho. Para ello se sumerge la punta del palo en chocolate fundido y se introduce éste hasta la mitad del bizcocho.
  2. Se van colocando los cakepops en un trozo de porexpan y se deja enfriar el chocolate al menos 1 hora.
  3. Pasado ese tiempo es el momento de decorar los cakepops. Para ello, y con un poco de imaginación, se van bañando en los distintos chocolates y se decoran al gusto. En mi caso yo hice:
  • Arboles de chocolate verde (chocolate blanco con colorante verde) y coco rallado
  • Bolas de chocolate negro y almendras fileteadas
  • Estrellas de chocolate blanco y bolitas de azúcar de color lila/rosa
  • Regalos de chocolate morado (chocolate blanco con colorantes rojo y lila) con purpurina blanca

Espero que os gusten los cakepops, es otra manera original de penetrar un bizcocho bañado en chocolate.

Leave a Reply