Cupcakes de Red Velvet

Red Velvet Cupcakes 18

Hoy os traigo la receta para hacer unos deliciosos cupcakes de red velvet o terciopelo rojo. Aunque el nombre sea muy americano, se trata de un postre simple y delicioso muy fácil de hacer, perfecto para repartir en una fiesta gracias a que son porciones individuales y, además, muy vistoso.

Estos cupcakes son la versión individual de mi versión del pastel de red velvet, se trata de unos cremosos y esponjosos bizcochos de color rojizo, cubiertos por una mezcla deliciosa de queso y nata. Si os apetece hacer algunos otros pequeños pastelitos para repartir, no dudéis en probar los cupcakes de mojito,  los de chocolate y menta o los de chocolate cubiertos de merengue, son todos una delicia 😉

Ingredientes para 18 cupcakes:

Para los bizcochos: 

  • 2 huevos
  • 250g de azúcar blanco
  • 320g de harina
  • 320mL de aceite de girasol
  • 240mL de buttermilk (se puede hacer mezclando 240mL de leche entera con una cucharadita de zumo de limón recién exprimido o vinagre blanco, se deja reposar 10 minutos y ya está listo).
  • 25g de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • 1 cucharadita de sal
  • Un poco de vainilla
  • Colorante rojo

Para la cobertura:

  • 250g de queso cremoso tipo philadelphia
  • 250g de mascarpone
  • 250mL de nata para montar
  • 120g de azúcar glass

Para decorar:

  • Perlas de azúcar de color plateado

Preparación:

Para los bizcochos:

  1. Se empieza por preparar el buttermilk, se vierte la leche a temperatura ambiente en un bol y se añade la cucharada de vinagre blanco. Se deja reposar 10 minutos y se remueve, se reserva.
  2. Mientras esperamos a que reaccione la leche con el vinagre, preparamos las cápsulas de papel donde vamos a hornear los cupcakes. Mi consejo es que utilicéis una bandeja metálica para sujetar y mover con facilidad las cápsulas llenas, de este modo nos aseguramos que durante el horneado no se vuelquen.
  3. A continuación, en un bol grande se mezclan los ingredientes secos: la harina, el azúcar, el cacao en polvo, la sal y el bicarbonato. Se mezcla bien con la ayuda de unas varillas y también se reserva.
  4. En otro bol se mezclan los ingredientes líquidos. Primero se baten un poco los dos huevos, y a continuación se les añade el aceite, el buttermilk que ya tendremos preparado, el vinagre y una pizca de vainilla. Se bate hasta obtener una mezcla cremosa.
  5. Seguidamente, se añade el colorante rojo a la mezcla de líquidos. Se añade poco a poco y se va mezclando hasta conseguir un color rosado intenso, después al mezclarse con el cacao ya se oscurecerá y obtendremos el color rojo.
  6. Se vierte la mezcla de líquidos encima de la de harina, se remueve con una espátula hasta que estén todos los ingredientes incorporados y no queden grumos de harina por deshacer.
  7. Se vierte la mezcla para los bizcochos dentro de las capsulas, se llena hasta 2/3 de su capacidad.
  8. Se cuecen los bizcochos en el horno previamente calentado a 170ºC durante unos 10-12 minutos, hasta que al pinchar los cupcakes con un palillo éste salga limpio.
  9. Cuando los bizcochos estén cocidos, se dejan atemperar 5 minutos fuera del horno antes de pasarlos a una rejilla para que se enfríen del todo. Podéis preparar los bizcochos con antelación, una vez estén totalmente enfriados, los guardáis tapados dentro del frigorífico, aguantan muy bien de un día para otro.

Para la cobertura:

  1. En un bol se mezclan bien el mascarpone y el queso cremoso. Seguidamente, se baten con la ayuda de unas varillas mientras poco a poco se va añadiendo el azúcar glass a la mezcla.
  2. Finalmente, se añade la nata para montar y se incorpora batiendo la mezcla otros 5 minutos.
  3. Se deja enfriar la cobertura dentro de la nevera mínimo una hora antes de cubrir los cupcakes.

Para finalizar los cupcakes:

  1. Se introduce la cobertura fría dentro de una manga pastelera provista de una boquilla ancha.
  2. A continuación, se cubren todos los cupcakes con la cobertura, empezando por la parte exterior y yendo hacia el centro de los bizcochos.
  3. Finalmente, se pueden decorar las cupcakes con perlitas de azúcar de color plateado.

Espero que os animéis a preparar estos cupcakes, pues se trata de unos dulces muy buenos.

Leave a Reply