Pan con harina de kamut

Pan con kamut 14Hoy os traigo un pan muy sencillo de hacer y con un sabor algo distinto al pan de trigo normal, pues al llevar trigo de kamut le aporta un sabor dulzón muy característico. Es pan ideal para comer con mantequilla y una buena mermelada casera, aunque los quesos también le acompañan de maravilla.

De nuevo os invito a probar de hacer pan en casa, con muy poco esfuerzo se consiguen panes tiernos por dentro, con una corteza crujiente y con un sabor delicioso. La verdad es que quien lo prueba repite, porque hacer pan engancha y te deja la casa oliendo de maravilla 😉

Ingredientes:

  • 200g de harina de kamut integral
  • 360g de harina para pan
  • 80g de harina de fuerza
  • 25g de levadura fresca para pan (o 11g de liofilizada)
  • 20g de aceite de oliva
  • 340g de agua
  • 10g de sal

Preparación:

  1. Si se va a utilizar levadura fresca, se separa un vaso del agua que se va a utilizar y se añade la levadura desmigada en él. Se remueve con un tenedor para que se disuelva.
  2. En un bol se mezclan los tres tipos de harina y la sal. También se añade la levadura si se utiliza liofilizada.
  3. A continuación, se van añadiendo los líquidos a la mezcla de harinas, el agua mezclada con la levadura fresca, el aceite y el resto del agua. Se añaden poco a poco mientras se van incorporando todos los ingredientes con la ayuda de una rasqueta o espátula.
  4. Cuando toda al agua haya sido absorbida por la harina y se obtenga un engrudo, se pasa a trabajar la masa encima de la encimera limpia y muy ligeramente enharinada. Sólo se añade harina si es necesario pues la masa se pega mucho.
  5. Se amasa durante unos 10 minutos, entonces se hace una bola y se tapa la masa con un paño húmedo. Se deja reposar la masa 5 minutos y seguidamente se amasa otros 10 minutos. Se realiza este proceso de amasado y reposo unas 2-4 veces hasta obtener una masa lisa y elástica.
  6. Seguidamente, se hace una bola con la masa y se deja reposar dentro de un bol ligeramente enharinado , tapado de nuevo con el paño húmedo.
  7. Cuando la masa haya doblado su volumen (puede tardar entre 40 y 60 minutos en función de la temperatura de la cocina) se saca del bol, se amasa un minuto para sacar el aire que se ha formado y ya se le da la forma final.
  8. Se deja reposar la masa, dentro de un banneton o encima de un paño de algodón o lino, cubierta con el paño húmedo, hasta que de nuevo haya vuelto a doblar su volumen. Tardará un poco menos que el primer reposo, entre 40 y 50 minutos.
  9. A continuación, se cuece el pan el horno previamente calentado a 250ºC, si tenéis una piedra de hornear, la colocáis dentro al encender el horno. Justo al meter el pan en el horno y cerrar la puerta, se baja la temperatura a 240ºC y se deja el pan unos 17 minutos.
  10. Finalmente, se baja la temperatura a 220ºC y se deja acabar de cocer el pan, yo lo tuve otros 8 minutos. Para saber si un pan esta cocido del todo, se le da unos golpecitos con el puño y debe sonar a hueco, entonces sabremos que esta listo.
  11. Cuando el pan esté cocido, se deja enfriar encima de una rejilla antes de cortarlo, tardará aproximadamente un par de horas.

Espero, poco a poco, que os vayáis animando ha hacer pan en casa, os encantará!

Leave a Reply