Bica Gallega

Bica 14

Hoy os traigo una receta muy sencilla de hacer, una bica gallega amarmolada muy sabrosa y con una textura cremosa y ligera. Se trata de una receta de bizcocho muy sencilla, que se hace con ingredientes de los de estar por casa, y que además, bien tapada aguanta en perfecto estado 4 o 5 días.

La receta de esta fantástica bica la he sacado del  fantástico y archiconocido blog Webos fritos. Como siempre, al ser una receta de Su, sale perfecta desde la primera vez que la pruebas. Si nos os apetece hacer la bica amarmolada, podéis hacerla toda de vainilla o toda de chocolate, para ello sólo debéis añadir el doble de vainilla o de cacao a toda la masa.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 400g de azúcar blanco (más otros 30-50g para espolvorear)
  • 400g de harina
  • 200mL de nata para montar
  • 200g de mantequilla
  • 30g de cacao en polvo
  • 2 pares de sobres de gaseosillas
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Preparación:

  1. Se empieza por tamizar la harina y mezclarla con los dos pares de sobres de gaseosillas, en mi caso utilicé dos sobres blancos y dos con estrellas verdes. Se reserva.
  2. En un bol a parte, se baten los huevos enteros junto con el azúcar y la mantequilla derretida hasta obtener una mezcla cremosa.
  3. A continuación, se añade  la nata para montar (líquida, sin haberla batido), y se bate un par de minutos más hasta integrarlo todo.
  4. Seguidamente, se añade la mezcla de harina y gaseosillas, se empieza batiendo la mezcla y al final se acaba de integrar toda la harina con una espátula de silicona o de madera.
  5. Se divide la mezcla en dos partes, a una de ellas se le añade el cacao en polvo y a la otra el extracto de vainilla.
  6. Finalmente, se vierten ambas mezclas en un molde previamente forrado con papel de hornear, se distribuyen con una espátula intentando que no se mezclen mucho.
  7. Se distribuye una capa generosa de azúcar por encima de la masa y se cuece en el horno previamente calentado a 160ºC durante unos 50-60 minutos.
  8. Cuando la bica esté cocida (se pincha con un palillo que debe salir limpio) se saca del horno y se deja reposar 10 minutos antes de desmoldarla.  Se deja enfriar por completo encima de una rejilla antes de cortarla y servirla.

Espero que os animéis a probar esta receta, en casa nos encantó y ya estamos deseando volver ha comerla 😉

Leave a Reply