Mermelada de Albaricoque

mermelada albaricoque 10

Hoy os traigo una receta de mermelada de las más clásicas, la de albaricoque. Os aconsejo que aprovechéis ahora al final de la temporada, que es cuando podéis encontrar unos albaricoques bien jugosos, dulces y tiernos, perfectos para hacer mermelada!

Para mi la mermelada de albaricoque es, junto con la de fresas y la de melocotón, de las mermeladas que más gustan. Se trata de una mermelada dulce y sabrosa, perfecta para untar en la tostada del desayuno, pero también para alegrar un postre o para elaborar una salsa ideal que acompañe a una buena carne roja.

Ingredientes:

  • 2.5 kg de albaricoques sin hueso y buen maduros (con hueso contad unos 250 g más)
  • 1.5 kg de azúcar blanco
  • El zumo de un limón recién exprimido

Preparación:

  1. Se lavan bien los albaricoques, se les saca el tallo, el hueso y si tienen alguna zona un poco tocada. Se cortan en 4-6 trozos y se van dejando en una cazuela.
  2. Se añade el azúcar blanco por encima y se remueve bien. Se tapa la cazuela y se deja macerar durante unos 40 minutos.
  3. Pasado ese tiempo, se añade el zumo de limón recién exprimido y se lleva la mezcla a ebullición.
  4. Cuando la fruta empiece a hervir, se baja el fuego al mínimo y se deja cocer durante unos 45 minutos, removiendo de vez en cuando.
  5. Cuando veamos que los trozos de albaricoque se deshacen al aplastarlos con una cuchara de madera, se saca la cazuela del fuego y se pasa el mini-pimer.
  6. Seguidamente se deja cocer la mermelada otros 5-10 minutos para que acabé de espesar y esté a nuestro gusto.
  7. Finalmente, y estando aún caliente, se distribuye la mermelada en botes de cristal esterilizados (hervidos durante 30 minutos) y se cierran. Si queremos que se conserven durante varios meses, los hervimos de nuevo durante otros 30 minutos.

Espero que os animéis a preparar esta nueva mermelada 😉

Leave a Reply