Pastel de Nata y Fresas

Pastel nata fresas 10

Hoy os traigo un pastel muy bueno y sobretodo muy fácil de hacer. Se trata de un pastel hecho a base de un bizcocho muy suave, relleno de nata y fresas. Por supuesto, podéis cambiar el relleno y hacerlo a vuestro gusto, utilizando otra fruta o añadiendo chocolate a la nata para tener una delicioso pastel de trufa.

Esta receta, al igual que la del bizcocho de limón y semillas de amapola, la aprendí de Miriam de Platitos de azúcar en su divertido y muy práctico curso de Bizcochos y Rellenos increíbles.  Y enseguida me gustó por tratarse de un pastel muy fácil de hacer, que utiliza sólo 4 ingredientes básicos y que encima permite ser tuneada al gusto del consumidor 😉

Ingredientes para unas 8-10 raciones:

Para el bizcocho:

  • 12 claras de huevo
  • 300g de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 300g de nata para montar
  • 100g de azúcar blanco
  • Fresas
  • Azúcar glass

Preparación:

Para el bizcocho:

  1. En un bol se mezclan la harina tamizada y la mitad del azúcar, se reservan.
  2. Se empiezan a batir las claras y cuando empiecen a coger aire y a aumentar su volumen se añaden la sal y la vainilla.
  3. Seguidamente, y sin dejar de batir, se añade el resto del azúcar, poco a poco para que se vaya incorporando bien.
  4. Finalmente, se añade la mezcla de harina y azúcar, también poco a poco para evitar que se formen grumos.
  5. Se divide la mezcla en tres moldes del mismo tamaño y se cuecen en el horno previamente calentado a 170ºC durante unos 30 minutos.
  6. Cuando se haya comprobado que los bizcochos están cocidos, se sacan del horno y se dejan atemperar. Finalmente se desmoldan y se dejan enfriar del todo encima de una rejilla.

Para el relleno:

  1. Se reservan unas 5 fresas para poner encima del pastel, y las demás se cortan en rodajas no muy finas.
  2. Se ponen las fresas en un bol junto con 25g del azúcar blanco, se dejan macerar al menos 20 minutos.
  3. Seguidamente, se introduce la nata para montar en un bol y se empieza a batir a velocidad medio-alta. Cuando empiece a coger cuerpo se añade el resto del azúcar y se sigue batiendo hasta que coja cuerpo.
  4. A continuación se introduce la nata en una manga pastelera provista, si queremos, de una boquilla, y se empieza a montar el pastel.
  5. En el plato donde vayamos a servir el pastel se pone una cucharada de nata y encima uno de los tres bizcochos. A continuación ponemos una capa generosa de nata y encima colocamos laminas de fresas (intentando que no añadir el jugo que han soltado).
  6. Repetimos el proceso añadiendo el segundo bizcocho, más nata y las fresas que nos quedan.
  7. Finalmente, añadimos el último bizcocho, y decoramos con nata y las fresas que habíamos reservado. Espolvoreamos con azúcar glass y reservamos en la nevera hasta la hora de servirlo.

Espero que os animéis a preparar este delicioso pastel, es delicioso!

Leave a Reply