Palitos

Palitos 12

Hoy os traigo una nueva receta de pan, una receta hecha a partir de una masa básica de pan y finalizada con un toque crujiente de sal y de pipas. Estos palitos son perfectos para tomar en el aperitivo o para picar a media tarde junto con un trocito de queso.

Con esta masa básica de pan también se pueden hacer otras delicias como panecillos variados o pan en espiga, ambos ideales para sorprender a nuestros invitados durante una comida o cena. Además, también os invito a probar otras combinaciones de especies con los palitos, espolvoreando pimienta recién molida o añadiendo queso rallado a la masa.

Ingredientes para 20 palitos:

  • 500g de harina para pan
  • 320g de agua
  • 10g de sal
  • 5g de levadura liofilizada
  • Sal marina en escamas y aceite de oliva virgen extra para el acabado

Preparación:

  1. En un bol se mezclan los ingredientes hasta obtener un engrudo.
  2. Se pasa la masa a la encimera ligeramente enharinada y se amasa durante unos 10 minutos, hasta obtener una masa elástica.
  3. Se hace una bola con la masa y se deja reposar dentro de un bol ligeramente enharinado hasta que haya doblado su volumen, tardará aproximadamente una hora. Se tapa el bol con un paño húmedo.
  4. Cuando la masa haya reposado, se divide en 20 porciones de unos 40 gramos, a mi me gusta pesar la masa para hacer las porciones lo más exactas posibles, pero se puede hacer a ojo.
  5. Se hace una pequeña bola con cada porción y se deja reposar 5 minutos encima de la encimera ligeramente enharinada.
  6. Pasado ese tiempo, se da forma a los palitos. Se pueden hacer sencillamente alargados (del grosor que más os guste) o se puede partir en 2 y hacer una pequeña trenza.
  7. Se colocan los palitos encima de un par de bandejas de horno con papel sulfurizado, se tapan con paños húmedos y se dejan reposar una hora.
  8. Se pintan los palitos con aceite de oliva, con cuidado pues la masa es delicada. Como toque final se espolvorea por encima sal marina en escamas.
  9. Se cuecen los palitos en el horno previamente calentado a 220º durante unos 15-20 minutos, en función del grosor de los mismos. Una vez cocidos se dejan reposar encima de una rejilla para que se enfríen.

Espero que pos hayan gustado estos palitos y que os animéis ha hacerlos en casa!

Leave a Reply