Cacao soluble (Colacao casero)

Hoy os traigo una receta muy sencilla, de hecho casi no es ni receta de lo fácil que es. Se trata de cacao soluble para la leche, lo que sería un colacao o nesquik casero, pero hecho sólo con 4 ingredientes y mucho más sabroso.

Con este cacao soluble se añade cacao y azúcar a la leche, y  lo ideal sería añadirle solamente un poco de cacao puro, pero para los golosos que nos gustan los sabores dulces, esta mezcla es perfecta.  La cantidad de azúcar que pongáis dependerá de vuestros gustos, mi consejo es que cada vez que hagáis la mezcla le pongáis menos azúcar, así notaréis más el sabor del cacao puro.

Podéis tunear vuestro cacao soluble con las especies que más os gusten, los sabores clásicos son la vainilla y la canela, pero para los más atrevidos os animo a añadir una cucharadita de pimienta de cayena a la mezcla, os sorprenderá el resultado!

Ingredientes:

  • 100g de cacao puro en polvo
  • 75g de harina
  • Entre 50 y 250g de azúcar glass (según os guste más o menos dulce, yo usé 150g)
  • 1 cucharadita de sal
  • Especies al gusto: canela, vainilla en polvo, nuez moscada, pimienta de cayena,…

Preparación:

  1. Se empieza por tostar la harina. Para ello se pone en una sartén limpia a fuego medio y se deja cocinar hasta que adquiera un bonito color tostado. Se debe ir removiendo para que no se queme.
  2. Seguidamente, se mezclan en un bol el cacao en polvo, el azúcar glass, la sal y la harina tostada.
  3. Para conseguir una textura uniforme y sin grumos, se pasa la mezcla por una picadora o un molinillo de café, así no queda ningún grumo.
  4. Se guarda el cacao soluble en tarros bien cerrados, aguanta varios meses.

Espero que os guste esta nueva receta, con ella obtendréis la leche con un delicioso e intenso sabor a cacao!

Leave a Reply