Magdalenas de yogur y espelta

Hoy os traigo una nueva receta de magdalenas, en este caso llevan yogur y harina integral de espelta, y están deliciosas! Hasta hace poco yo sólo había usado la harina de espelta para hacen pan, pero ahora la estoy probando en repostería y me encantan los resultados, pues deja un sabor muy dulce a las masas.

Estas magdalenas integrales de espelta son pequeños bizcochitos ligeros y muy suaves, ideales para cualquier desayuno o merienda. Como siempre, os aconsejo que si os ponéis a cocinar hagáis bastante cantidad para que sobre y podáis congelar. Yo las guardo en pequeñas bolsas con cierre zip y después sólo tengo que sacarlas un par de horas antes de servirlas, están como recién hechas!

Si os gustan estas magdalenas tanto como a mi, podéis tunearlas añadiendo a la masa unos trocitos de chocolate o de frutos secos, o incluso poner en medio del molde una cucharadita de mermelada casera, su sabor es tan suave que admiten muchas combinaciones.

Ingredientes para unas 18-20 magdalenas:

  • 3 huevos
  • 200g de harina integral de espelta
  • 175g de azúcar blanco
  • 100g de aceite de girasol
  • 1 yogur natural
  • La ralladura de la piel de un limón
  • 1 cucharadita de levadura química o impulsor

Preparación:

  1. Se empieza por cascar los huevos y separar las claras de las yemas. Se baten las claras a punto de nieve, y cuando ya empiecen a espumar se les añade la mitad del azúcar. Se sigue batiendo hasta obtener un merengue liso y brillante, se reserva.
  2. En el mismo bol donde se han batido las claras, se añaden las yemas y el azúcar restante. Se baten unos minutos hasta que la mezcla blanquee y aumente de tamaño.
  3. Seguidamente, se añade el yogur, el aceite y la ralladura de limón; se bate hasta integrarlos.
  4. En un bol a parte, se mezclan la harina junto con la levadura, y se añaden a la mezcla anterior. Se mezclan procurando que no quede ningún grumo de harina.
  5. Finalmente, se añade el merengue y se integra a la mezcla realizando movimientos envolventes con una espátula.
  6. A continuación, se llenan cápsulas par magdalenas con la mezcla y se cuecen en el horno previamente calentado a 180ºC durante unos 15 minutos.
  7. Cuando las magdalenas están cocidas (al pinchar un palillo éste sale limpio) se dejan enfriar encima de una rejilla.

Espero que os gusten están nuevas magdalenas, a mi como más me gustan es mojandolas en leche con cacao soluble, es un vicio 😉

Leave a Reply