Bizcocho con chocolate blanco y frutos rojos

Hoy os traigo otro bizcocho con frutos rojos, pero es que estamos en plena temporada y a en casa nos gustan mucho! Este bizcocho, además, lleva también chocolate blanco, lo que hace que obtengamos un bizcocho muy jugoso y sabroso. Además, al ser un bizcocho denso, es ideal para mojarlo en la leche o, si sois muy golosos, para untarle un poco de mantequilla o mermelada 😉

Para hacer este bizcocho podéis usar tanto frutos rojos congelados como frescos, pues el resultado es el mismo. Además, os animo a probar con distintas combinaciones, pues el sabor del bizcocho cambia mucho si ponemos una mayor proporción de fresas o de grosellas, por ejemplo. Una vez enfriado, podéis guardar este bizcocho envuelto (pero dejando que respire) y os aguantará una semana entera en buen estado.

Ingredientes para unas 12 raciones:

  • 4 huevos
  • 450 g de harina
  • 120 g de azúcar blanco
  • 120 g de azúcar morenpo
  • 2 yogures
  • 120 g de aceite de oliva suave o girasol
  • 170 g de frutos rojos
  • 170 g de chocolate blanco
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura química o impulsor
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. En un bol grande se baten los huevos junto con los dos tipos de azúcar hasta conseguir una mezcla espumosa.
  2. A continuación, se añaden los yogure, el aceite y el extracto de vainilla, se bate 5 minutos más.
  3. Seguidamente, se añade la harina previamente mezclada con la sal y la levadura. Se añade poco a poco mientras se va batiendo a velocidad baja. Se bate lo justo para incorporar la harina.
  4. Si se usan frutos rojos frescos, se lavan y secan muy bien antes de incorporarlos a la mezcla, si son congelados se añaden directamente a la mezcla. Se añade también el chocolate blanco troceado. Con una espátula de reparten bien.
  5. Se introduce la masa dentro de un molde previamente aceitado y enharinado, en mi caso también puse un trozo de papel vegetal en el fondo.
  6. Se cuece el bizcocho a 170ºC hasta que al pincharlo con un palillo éste salga limpio. Como yo quería un bizcocho muy alto lo tuve alrededor de una hora y media. Si veis que se tuesta mucho la superficie, podéis cubrirla con papel de aluminio a media cocción.
  7. Una vez el bizcocho esta cocido, se deja atemperar antes de desmoldarlo, y finalmente se deja enfriar del todo encima de una rejilla.

Espero que os haya gustado y que os animéis a prepararlo!

Leave a Reply