Galletas de Mantequilla y Chocolate

Hoy os traigo una nueva receta de galletas,  que para mi es el dulce más versátil; pues se  pueden hacer con antelación, al ser pequeños bocados cada persona puede comer las que quiera, y sirven tanto como desayuno/merienda como para acompañar el café después de una comida. Las galletas que os traigo hoy son de esas crujientes al morder que se deshacen en la boca gracias a la mantequilla, y te dejan un delicioso sabor a chocolate; que más se puede pedir?

Si os gustan tanto las galletas como a nosotros, no dudéis en probar las especiadas galletas de Speculoos, las originales galletas de sésamo y limón, las bonitas y sabrosas galletas flor o  las clásicas cookies.

Ingredientes para unas 50 galletas:

  • 1 huevo grande
  • 200g de mantequilla
  • 150g de azúcar blanco
  • 50g de miel
  • 50g de chocolate negro (mínimo 70% de cacao)
  • 50g de cacao puro en polvo
  • 350g de harina
  • Una pizca de sal

Preparación:

  1. Se empieza por derretir el chocolate al baño maría o en el microondas, procurando que no se queme. Se deja enfriar.
  2. Por otro lado, se mezclan la harina, el cacao y la sal en otro bol. Se reservan.
  3. En un bol grande se baten la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa.
  4. A continuación, se añaden el chocolate fundido y la miel, de bate hasta integrarlos. Se añade el huevo y se bate un par de minutos más.
  5. Finalmente, se añade la mezcla de harina y cacao, en tres tandas, y batiendo hasta obtener una masa homogénea sin ningún grumo.
  6. Se hace un cilindro con la masa y se deja reposar en la nevera como mínimo 45 minutos.
  7. Pasado el reposo, se coge una porción de la masa (yo lo hago en tres tandas) y se reserva la sobrante en la nevera. Se estira la masa con un rodillo en la encimera ligeramente enharinada, y se cortan las galletas con ayuda de un cortapastas o un simple vaso de agua.
  8. Se colocan las galletas formadas encima de una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y se cuecen en el horno previamente calentado a 180ºC durante unos 12-15 minutos,. en función del tamaño de las galletas.
  9. Una vez cocidas, se dejan enfriar las galletas encima de una rejilla antes de comerlas. Se conservan muy bien dentro de una lata.

Espero que os animéis a probar estas nuevas galletas, están muy buenas!

Leave a Reply