Bollos de Canela o Cinnamon Rolls

Hoy os traigo una receta americana muy típica, se suele ver en películas y series; se trata de los famosos cinnamon  rolls o bollos/caracolas de canela. Estos bollos son sencillamente unos deliciosos brioches enrollados formando caracolas, rellenados de  una mezcla dulce de azúcar y canela.

Si os apetece probar esta receta pero no sois muy fans de la canela, podéis rellenarlos solamente con azúcar o utilizar mermelada o crema de cacao; al ser unos brioches bastante neutros les queda bien cualquier relleno.

Si creéis que os van a sobrar, antes de que se queden secos,  os aconsejo congelarlos en bolsas bien cerradas en cuanto se hayan enfriado. De este modo solo tendréis que descongelarlos y darles un toque de calor (con la tostadora o el horno) para disfrutar de ellos como recién hechos!

Ingredientes para unos 12 bollos:

Para la masa:

  • 575 g de harina normal (quizás son necesarios 20-30 g más)
  • 270 mL de leche
  • 150 g de azúcar blanco
  • 1 huevo
  • 80 g de mantequilla
  • 7 g de levadura liofilizada para pan (o su equivalente en levadura fresca)
  • La ralladura de la piel de un limón
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 150 g de azúcar moreno
  • 40 g de canela en polvo
  • Una cucharada de leche

Para el glaseado:

  • 200 g de azúcar glass
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1  cucharada de leche

Preparación:

Para la masa:

  1. Se calienta la leche en el microondas o en un cazo, lo justo para que este tibia. A continuación, se le añade la levadura y una cucharada de los 150 g de azúcar blanco. Se remueve bien hasta conseguir deshacer la levadura y se reserva.
  2. En un bol grande se mezclan la harina, el azúcar restante y la pizca de sal. Se remueve y se añade la ralladura de la piel del limón, la leche y el huevo ligeramente batido.
  3. Se amasa todo el conjunto, ya sea a mano o con la ayuda de algún robot amasador, hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.
  4. Seguidamente, se añade la mantequilla a temperatura ambiente cortada en cubos, y se sigue amasando hasta obtener una masa brillante y elástica que no se pega a las manos. En función del tamaño del huevo y de la hidratación de la harina, quizás deberemos añadir un poco más de harina.
  5. Se hace una bola con la masa y se coloca reposar dentro de un bol ligeramente enharinado. Se cubre con un paño húmedo y se deja reposar la masa hasta que doble su volumen, aproximadamente unas dos horas a temperatura ambiente.

Para cocinar los bollos:

  1. Se mezclan el azúcar moreno y la canela en polvo con la leche, buscamos obtener una  mezcla un poco húmeda. Se reserva.
  2. Una vez reposada la masa, se desgasifica y se estira con un rodillo, yo la dejo con 1 cm de grosor.
  3. A continuación, se extiende bien el relleno por toda la superficie, y se enrolla la masa como si fuera un brazo de gitano.
  4. Se cortan porciones de la masa de unos 2 cm de grosor, y se colocan dentro de una fuente apta para horno. Se tapan de nuevo con un paño húmedo y se dejan reposar hasta que doblen su tamaño.
  5. Seguidamente, se cuecen los bollos de canela en el horno previamente calentado a 180 ºC durante unos 20-25 minutos.

Para finalizar los bollos:

  1. En un bol se mezclan el zumo de limón, la leche y el azúcar glass hasta obtener la consistencia deseada.
  2. Justo al sacar los bollos de canela del horno, cuando están aún calientes, se cubren con el glaseado.
  3. Se dejan enfriar los bollos dentro de la bandeja donde se han cocido . Se pueden comer templados o fríos.

Espero que os gusten estos bollos de canela tanto como a mi!

Leave a Reply